Salud, Respuestas de Salud

Cloruro de potasio

También conocido como cloruro potásico o KCl, es un sólido con muchas aplicaciones. Tiene utilidad en el terreno de la industria alimentaria y en los tratamientos médicos, ya que el cloruro de potasio es una fuente de potasio. Te contamos qué es el cloruro de potasio y cómo se hizo de un espacio en la terapéutica en este artículo.

¿Qué es exactamente el cloruro de potasio?

El cloruro de potasio es una sal cristalina, quebradiza, de color blanquecino a transparente. Puede obtenerse con facilidad de varios minerales terrestres y del agua del mar. Está compuesta por dos átomos: un átomo de potasio con carga positiva (catión potasio) y un ión cloruro de carga negativa (anión cloruro). Ambos iones son fundamentales para la vida, de ahí que esta sal sea muy útil en aplicaciones médicas. El sabor es parecido al de la sal de mesa, aunque es un pelín más amargo y metálico.

Utilidades del cloruro de potasio en la alimentación

  • Sustituto de la sal. La “sal para hipertensos” sustituye una parte de cloruro de sodio por cloruro de potasio. La diferente cantidad de sales de potasio en la mezcla final dará un resultado diferente, de ahí que puedas notar que diferentes marcas de sal para hipertensos aportan diferente sabor a la comida.
  • Potenciador del sabor de los alimentos. Aunque no sea igual a la sal de mesa, el cloruro de potasio permite dar “un toque” a los alimentos, particularmente a los alimentos que queremos que resulten bajos en sodio. 
  • Conservante de alimentos. Las sales ayudan a bloquear la disponibilidad de agua de los alimentos; así, aunque haya agua en un alimento, está unida a los iones y las bacterias o parásitos no pueden crecer por falta de agua accesible para ellos.
  • Gelificante. Algunas gelatinas solidifican en ambientes salinos. El cloruro de potasio da ese “ambiente gelificante” sin alterar en exceso el sabor de un alimento.

En la etiqueta de un alimento el cloruro de potasio puedes encontrarlo como “E-508”. En principio es un aditivo considerado seguro, apto para la comida de los mayores y de los pequeños. Pero cuidado: los pacientes con problemas renales, los que tienen problemas para controlar la eliminación de potasio, pueden “pasarse” de potasio si no controlan su consumo. Estos pacientes deben pedir consejo a un profesional de la salud antes de utilizar alimentos procesados bajos en sodio, ya que el bajo sodio suele lograrse subiendo el contenido de potasio.

El cloruro de potasio como medicamento: usos por vía oral

  • Suplementación de potasio.  El cloruro de potasio se encuentra en dos grandes tipos de recuperadores de potasio:
    • Sueros de rehidratación oral. Son medicamentos utilizados para recuperar glucosa y electrolitos en casos de diarrea o vómitos. Algunos ejemplos de sueros de rehidratación con cloruro de pottasio : Sueroral®, Bi-Oral® suero o Citorsal®.
    • Suplementación por pérdidas de potasio. Algunas situaciones en las que se pierde mucho potasio incluyen el uso de diuréticos, enfermedades renales o uso de corticoides. Hay dos o tres medicamentos que sirven para recuperar potasio en estas situaciones, pero el único basado en cloruro de potasio por vía oral es el Potasion®. Puede utilizarse potasio inyectado en casos más graves.
  • Laxantes “osmóticos”. Las sales en concentración alta atraen agua al intestino por un mecanismo llamado ósmosis, ablandando la materia fecal y facilitando la defecación. Varias sales pueden utilizarse en los laxantes osmóticos, incluyendo al cloruro de potasio. Los laxantes obtenidos se utilizan para combatir el estreñimiento de niños y adultos (Movicol®, Movicol® pediátrico, Molaxole®) o para limpiar el intestino antes de una colonoscopia (Pleinvue®, Solucion evacuante Bohm®).

La intoxicación por digitálicos

Un tercer uso, menos frecuente por suerte, es combatir la intoxicación por digitálicos.

¿Qué son los digitálicos?

Son moléculas naturales que aumentan la capacidad de contracción del corazón a través de un bloqueo de la bomba de sodio potasio.

Este bloqueo baja el flujo de potasio al exterior celular, lo que genera una cascada de cambios bioquímicos que causan que el corazón se contraiga con más fuerza. Un digitálico bien aprovechado es la digoxina, un medicamento que trata la insuficiencia cardíaca y ciertas arritmias dando ese “plus de contracción” que necesita el corazón. Pero ingerir más digoxina de la estrictamente necesaria puede causar una intoxicación crónica que deriva en problemas cardíacos serios, potencialmente mortales.

En estos casos el tratamiento incluye al cloruro de potasio para recuperar la concentración adecuada de potasio y permitir una correcta contracción cardíaca.

¿El cloruro de potasio puede ser un problema para la salud?

Es difícil que una persona sana lo tome en exceso. La dosis tóxica estudiada en otras especies animales indica que un humano debería tomar unos 170 gramos para intoxicarse de forma aguda, algo que no es fácil porque no es agradable de consumir.

Las personas con problemas renales deben vigilar el consumo de potasio por prudencia, pero realmente es difícil estar en problemas por tomarlo.

Caso particular: pena de muerte por inyección letal

La inyección letal consta de varias moléculas, siendo una de ellas el cloruro de potasio. Al inyectarlo rápidamente genera cambios eléctricos que paran el corazón y, junto con las acciones de las demás moléculas inyectadas, la persona muere. Resulta curioso

¿Por qué no se muere una persona cuando se le da cloruro de potasio para nivelar el potasio o como antídoto para la intoxicación por digitálicos?

Muy simple: se inyecta lentamente. La inyección lenta permite al cuerpo asimilar los cambios, recuperando el nivel correcto de potasio sin problemas para el corazón.

¿Es necesario añadirlo a la dieta?

El cloruro de potasio es una fuente de potasio, pero no recomendamos añadirlo a la dieta sin hablar con un profesional de la salud. Desarrollamos más el tema de la suplementación de potasio en nuestro artículo sobre potasio.

facebook twitter linkedin