Salud, Respuestas de Salud

Entrevista sobre el aparato digestivo a la Dra. María Colomé

La Dra. María Colomé es médico y cirujana especialista en Otorrinolaringología y el aparato auditivo. Atiende con una mirada integrativa los pacientes con problemas nasales, funcionales y estéticos, para ofrecer soluciones efectivas que mejoren su salud y calidad de vida. Es fundadora y directora de la Clínica Rinològica Maria Colomé, centro especializado exclusivamente en nariz, y responsable de la Unidad de Obstrucción Respiratoria Nasal del Centro Médico Teknon.

¿Qué son las enfermedades principales que afectan cuello, nariz y el aparato auditivo en el invierno?

Las enfermedades más frecuentes en invierno que afectan las vías respiratorias son el resfriado común, la gripe, la rinitis, la sinusitis, la otitis, la faringitis, la amigdalitis, la bronquitis y la bronquiolitis.

Dra. María Colomé ¿Por qué cuando se inflama la nariz este puede infectar el aparato auditivo y/o la garganta?

La nariz es la puerta de entrada del aire que respiramos y tiene un papel importante como filtro. Este filtro se encarga del condiciona mente del aire inspirado: la limpieza, la humidifica y lo calienta porque llegue en buenas condiciones a las vías respiratorias bajas. La inflamación de la mucosa nasal, por la causa que sea (vírica, bacteriana, alérgica, estructural, etc.) se conoce como rinitis. La nariz comunica también directamente con el oído a través de la trompa de Eustaquio, con los senos paranasales, con el conducto nasolacrimal. Una mala respiración nasal provoca una presión negativa dentro de la oreja mediana por lo cual se acumulará mucosidad provocando una otitis, con taponamiento ótico, autofundía, eco de la voz y/o dolor que puede llegar a ser intenso. Un aire mal condicionado hace que este llegue en malas condiciones a vías bajas provocando inflamaciones e hiperactividad a todos estos niveles.

Cuando estos procesos se alargan, son repetitivos o se complican tenemos que buscar qué factores predispuestos tiene esta persona, como pueden ser las alergias, una hipertrofia adenoidea (carnots), una desviación del tabique nasal o causas tóxicas como el tabaco. Solo con una cuidadosa historia clínica y una exploración completa podemos detectar qué factores lo influencian y poder prevenir nuevos episodios y complicaciones.

¿Cómo hemos de tener cura del aparato auditivo, las fundiciones nasales y el cuello durante esta época del año?

Cuando bajan las temperaturas son más frecuentes las patologías de vías respiratorias y, sobre todo, en los cambios bruscos. El frío provoca un mal acondicionamiento del aire que respiramos y también los virus actúan afectando la función protectora de las mucosas respiratorias. Nos tendríamos que abrigar si salimos al exterior, tapando boca y nariz. Pero también evitar ir demasiado abrigados a los espacios interiores. Los lugares cerrados, con mala ventilación (metro, guarderías…), los lugares prietos, muy concurridos, también favorecen las infecciones, por lo cual hay que evitarlos.

Para evitar el desarrollo de la sinusitis durante un resfriado o un proceso alérgico, mantenga sus senos paranasales limpios con estos consejos:

  • Haga uso de uno descongestionando oral o un espray descongestionando nasal durante muy poco tiempo.
  • Móquese suavemente, expeliendo las mucosidades tapándose primero un agujero y repita la misma operación con el otro agujero.
  • Beba líquidos para mantener una mucosidad delgada.
  • Evite los viajes en avión. Si tiene que volar, haga uso de un espray descongestionando nasal antes del viaje para prevenir la obstrucción de los senos y porque la mucosidad fluya.
  • Evite estar en contacto con factores alérgenos.

Un dolor de garganta suave asociado a un resfriado o a síntomas gripales, se puede hacer más soportable con los remedios siguientes:

  • Incremente la ingesta de líquidos (el té o la leche caliente con miel es un remedio casero que puede ir muy bien).
  • Haga uso de un humidificador en su habitación. Durante los meses de invierno, el aire caliente y seco de las calefacciones puede crear irritación con dolor de garganta recurrente, especialmente por la mañana.
  • Haga gargarismos con agua salada caliente o agua de tomillo con miel y limón, varios golpes en el día.
  • Si persisten las molestias, visite a su médico.
  • Trate de mantener una buena salud general. Descanse adecuadamente para reducir el cansancio. El ejercicio hecho con regularidad es muy saludable. También una dieta equilibrada, que incluya vegetales, frutas y legumbres. Evite forzar la voz o gritar.

Diferencias entre niños, adultos y seniors en la hora de tener cura del aparato auditivo, fosas nasales y garganta.

El sistema inmunitario en los niños todavía no está maduro, por lo cual es más fácil el contagio, sobre todo si está en contacto con otros niños enfermos y en lugares cerrados y mal ventilados. Las vegetaciones adenoides, los carnots, pueden estar hipertróficos en los niños, y se van atrofiando y haciéndose más pequeños con el crecimiento. Esto se causa de adenoïditis de repetición, que se manifiesta con la nariz tapada, mucosidad que sale por las fosas nasales a veces sobre infectada. Otras veces se tragan los mocos y a menudo tienen dolor de estómago y pueden vomitarlos.

Son frecuentes también las sinusitis, bronquitis y bronquiolitis. Los senos paranasales de los niños no se desarrollan completamente hasta los 20 años. Aunque sean pequeños, los senos maxilares (detrás la mejilla) y los senos etmoides (entre los ojos) están presentes desde el momento de nacer. La sinusitis es difícil de diagnosticar en niños, puesto que las infecciones respiratorias son más frecuentes y los síntomas pueden ser sutiles. A diferencia de un resfriado o una alergia, una sinusitis bacteriana requiere un diagnóstico médico y un tratamiento con antibióticos para prevenir complicaciones futuras. Los niños presentan otitis a menudo, por su relación directa con la trompa de Eustaquio.

Las trompas de Eustaquio de los niños son más cortas, más estrechas y están más horizontales, el que favorece que los gérmenes entren más fácilmente en el interior de la oreja mediana. La hipertrofia adenoidea es un motivo, pero también en el niño hay una serie de factores anatómicos que favorecen las otitis y que se irán corrigiendo con su crecimiento. Las otitis pueden ser fáciles de diagnosticar, cuando presentan otalgia o dolor intenso al oído, o pasar desapercibidas como es el caso de las otitis serosas en que se ha acumulado moco dentro de la oreja, y esto no hace daño. Muchas veces son los maestros que se dan cuenta que el niño no siente bien, y esto es un motivo frecuente de retraso escolar.

¿Delante de posibles síntomas como puede ayudar nuestro farmacéutico?

Muchas veces nuestro farmacéutico es el profesional al cual consultamos los primeros síntomas. Él nos aconseja en el inicio del tratamiento. También nos orienta si tendríamos que consultar al médico.

¿Qué tipos de productos podemos encontrar a la farmacia que nos ayuden en este aspecto?

A la farmacia podemos encontrar todo tipo de tratamientos médicos, ya sean antiinflamatorios, antibióticos, antihistamínicos, corticoides, etc. tanto tópicos como generales. También tratamientos complementarios como vitaminas, oligoelementos, etc. que nos ayudan cuando hay carencias. Humidificadores, y otros aparatos para hacer p. ej. fisioterapia respiratoria. Los buenos hábitos de vida también son importantes para reforzar una buena salud. Podemos encontrar tratamientos naturales para reducir el estrés y normalizar hábito de sueño.

Dra. María Colomé, si notamos malestar en alguna de estas partes del cuerpo, ¿en qué momento hemos de recurrir al médico?

Como que los síntomas de la sinusitis se asemejan a los de un resfriado o de un proceso alérgico, podamos no darnos cuenta y sería conveniente visitar al médico ante cualquier sospecha de sufrir sinusitis. A diferencia de un resfriado o una alergia, una sinusitis bacteriana requiere un diagnóstico médico y un tratamiento con antibióticos para prevenir complicaciones futuras.

¿Dra. María Colomé que síntomas puedes indicar que existe una infección sinusal?

Los siguientes síntomas pueden indicar que existe una infección sinusal:

  • Un resfriado que dura más de 10-14 días
  • Mucosidades espesas de color amarillo verdoso
  • Goteo nasal, a veces importante con lacras en el cuello, tos, mal olor de boca, mareo y/o vómitos
  • Dolor de cabeza, generalmente no antes de los 6 años
  • Irritabilidad o fatiga
  • Abultamiento alrededor de los ojos

¿Otros motivos para ir a visitar a un otorrinolaringólogo?

  • Si los cambios de voz duran más de 2-3 semanas
  • Si los cambios están relacionados con:
    • Dolor a la garganta sin estar enfriado o tener fiebre
    • Tos con expectoración rosada.
    • Dificultad para tragarse los alimentos.
    • Palpar alguna protuberancia en el cuello.
    • Pérdida completa o cambios importantes en la voz durante unos cuántos días.

Si te ha gustado la entrevista de la Dra. María Colomé, no te pierdas la entrevista sobre sobre pneumología con el Dr. Ferran Morell.

facebook twitter linkedin