Cómo evitar tocarse la cara?

Probablemente te tocas la cara unas 16 veces por hora: te decimos como parar de hacerlo.

 

  • Tocarte la cara puede incrementar significativamente el riesgo de infección de gripe, resfriado y del nuevo coronavirus.
  • Los ojos y la boca son áreas por donde los virus pueden entrar fácilmente en tu cuerpo.
  • Diversos estudios han encontrado que las personas tocan sus caras más de 16 veces en una hora.
  • Nos tocamos la cara con tanta frecuencia que las posibilidades de volver a contaminar nuestras manos entre cada lavado son extremadamente altas.
  • Los expertos dicen que utilizar guantes puede ayudar a romper el hábito de tocarse la cara con frecuencia.

 

Todos lo hacemos, tocamos nuestras caras incontables veces cada día. Tenemos picazón en la nariz, los ojos cansados, o limpiarse la boca con el dorso de la mano, son cosas que hacemos sin pensarlo dos veces.

Sin embargo, tocarte la cara puede incrementar significativamente el riesgo de infección de gripe o resfriado, pero especialmente del nuevo coronavirus.

La boca y los ojos son áreas por donde los virus pueden entrar fácilmente en el cuerpo y todo lo que se necesita es tocarlos con un dedo que haya estado en contacto con la infección (virus).

 

 

Dos formas de transmitir una infección:

 

De acuerdo con el Centro de control y prevención de enfermedades CDC (sus siglas en inglés), el nuevo coronavirus también llamado SARS-CoV-2, es transmitido de persona a persona al igual que otras infecciones respiratorias.

Una de las formas puede ser por gotitas respiratorias producidas por alguien que estornuda y que son inhaladas por los pulmones de otra persona, y otra poder ser tocando con la mano alguna superficie contaminada por el virus y utilizar esa mano para tocar los ojos o la boca.

Mientras podemos evitar fácilmente estar cerca de alguna persona que obviamente está enferma o tomar precauciones contra los virus presentes en el aire utilizando mascarillas, evitar los virus cuando están en superficies es prácticamente imposible.

 

 

Tocamos nuestra cara todo el tiempo:

 

Científicos investigadores de este comportamiento, han encontrado que las personas constantemente se están tocando la cara.

En un estudio de 2008, 10 sujetos fueron observados en un ambiente de oficinas, solos, durante 3 horas. Los investigadores encontraron que estos se tocaban la cara un promedio de 16 veces por hora.

Otro estudio del 2015, observó a 26 estudiantes de medicina en una Universidad en Australia, y descubrieron que se tocaban la cara 23 veces por hora. Casi la mitad de las veces, esos toques incluían boca, nariz o los ojos, que son los caminos más fáciles para que los virus y las bacterias entren en nuestros cuerpos. Inclusive se encontró que los profesionales médicos, quienes bien saben los riesgos, se tocaban la cara un promedio de 19 veces en 2 horas.

“Cuando trabajamos activamente, las personas suelen agitar los pies, jugar con el cabello, o en estos casos tocar sus caras. Ciertamente ayuda saber cuándo somos más vulnerables a realizar ciertas acciones y tratar de estar alerta, durante la reunión, durante una llamada de teléfono o mientras estas inmerso en el trabajo”. Dr. Alex Dimitru Board – Certified in Psychiatry and Sleep medicine y fundador del Psychiatry & Sleep medicine in Menlo Park, California.

 

 

Lavarnos las manos es la clave:

 

Entonces, tomamos precauciones como lavarnos las manos a menudo y nos tomamos al menos 20 segundos para hacerlo. Pero esto sólo puede ayudar si evitamos tocar nuestra cara, ya que no hay forma de saber cuándo has podido tocar un pasajero pequeño y potencialmente mortal.

Según el CDC, la forma efectiva de lavar las manos consiste en 5 simples pasos:

  • Mojar
  • Enjabonar
  • Frotar
  • Enjuagar
  • Secar

Sin embargo, tocamos nuestras caras tan seguidamente que las posibilidades de re-contaminar nuestras manos entre cada lavado son extremadamente altas. Todo lo que hace falta es tocar el pomo de una puerta o una superficie similar para estar en riesgo de infección nuevamente.

“Algo como: un nuevo anillo, joyas o inclusive una banda de goma alrededor de la muñeca pueden servir como un recordatorio para aumentar la conciencia sobre las manos y recordar no tocarse la cara” dijo Dimitru. “Sin embargo, ese algo necesita ser diferente a lo habitual para alentar un comportamiento distinto y no automático”.

 

 

Es un hábito que puedes romper:

Zacary Sikora, clinical psychologist at Northwestern Medicine Huntley Hospital in Illinois, nos ofrece los siguientes tips para evitar tocarnos la cara durante el brote de coronavirus

“Se consciente sobre la intención de mantener tus manos alejadas de tu cara. Solo una breve pausa puede ayudarte a ser más consciente sobre lo que estás haciendo con tus manos”, ha dicho. Agrega además, que también ayuda colocar recordatorios como notas con Post-it en tu casa o despacho, así puedes verlos y recordar que quieres mantener tus manos alejadas de tu cara.

“Mantén tus manos ocupadas. Si estás en casa viendo la televisión trata de doblar la ropa, mirar la correspondencia o sostener algo en las manos”, explica Sikora, añadiendo que incluso sostener un pañuelo servirá, siempre y cuando esté te recuerde que debes mantener las manos alejadas de tu cara.

También recomienda utilizar un gel hidro-alcohólico o jabón para manos que sea perfumado para recordarte a ti mismo que debes mantener las manos alejadas de la cara. El olor pondrá tu atención hacia la ubicación de tus manos.

Si estás en una reunión o sentado en una clase, recomienda entrelazar los dedos de las manos y colocarlos sobre tu regazo.

Finalmente, si sabes que normalmente te tocas la cara, Sikora dice que utilizar guantes puede ser un recordatorio físico efectivo.

“Puedes utilizar guantes cuando estas en un lugar público y más expuesto a tocar superficies que tengan el virus”, dice Sikora. “Luego quítatelos cuando llegues a tu destino. Puede ser inusual pero utilizar guantes en casa también puede ayudarte a romper el hábito de tocarte la cara.

 

 

Finalmente:

 

Tus ojos, tu nariz y tu boca son las vías por donde más fácil entra a tu cuerpo los virus como el SARS-CoV-2.

Todo lo que se necesita es tocar esas áreas con tus manos después que has estado en contacto con la enfermedad o con una superficie contaminada.

No importa con qué frecuencia laves tus manos, esa no es una medida suficiente para evitar que una infección pase a tu cuerpo.

La mejor medida preventiva es mientras más puedas evitar tocar tu cara.

Los expertos dicen que utilizar simples métodos pueden ayudarte a romper ese hábito. Esto incluye utilizar jabón o gel hidro-alcohólico perfumado para aumentar la conciencia sobre tus manos y durante las reuniones que tengas, mantenerlas sobre tu regazo.

 

Fuente: https://www.healthline.com/health-news/how-to-not-touch-your-face