¿Cómo pincharse en casa?

Durante el confinamiento quizá no tenemos la opción de asistir al CAP o a nuestro centro de salud para nuestra inyección habitual, como es el caso por ejemplo de las heparinas:

 

¿Cómo ponerse una inyección subcutánea?

 

Pasos previos

Primero es tener todos los materiales que vayamos a usar en una zona limpia y accesible desde donde vayamos a pincharnos. Más adelante nos será más difícil ir a por ellos.

A continuación debemos lavarnos las manos. Muchas veces olvidamos este paso tan importante, por ello es esencial hacer hincapié en recordarlo. Debemos lavarnos las manos correctamente, con agua y jabón, durante no menos de 30 segundos y limpiando toda la mano, recordando limpiar las puntas de los dedos, la cara externa de la mano y el pulgar.  También es importante no usar la toalla de manos del baño de nuestra casa para secarnos las manos antes de proceder a inyectarnos. Podemos recurrir a papel de cocina, que se puede desechar una vez nos hayamos secado las manos y además no deja cualquier residuo de fibra en las manos. 

Una vez tengamos todo a mano y nos hayamos lavado bien las manos, debemos comprobar que lo que nos vamos a inyectar es, realmente, lo que debemos inyectarnos. También debemos asegurarnos bien que sea la dosis correcta antes de proceder. 

 

¿Cómo ponerse la inyección?

 

Una vez tenemos claro y hemos seguido los pasos previos, procedemos a desinfectarnos la zona de la inyección

Normalmente se recomienda hacer con gasas. Las gasas son ideales porque vienen envasadas de manera individual, por lo tanto son estériles y están hechas de un material que no deja ningún tipo de fibra. A esta gasa le debemos aplicar una solución antiséptica. Normalmente en casa disponemos de alcohol, la opción más recomendable para desinfectar. Pero si estos días de crisis sanitaria no encuentras alcohol en tu farmacia, puedes recurrir a una solución de clorhexidina del 2%.  Aplicamos la solución a la gasa y desinfectaríamos la zona. 

 

La pregunta que nos haríamos ahora seria: ¿Qué zona debo desinfectar?

Para inyectarnos heparina debemos tener en cuenta el ombligo, 4 dedos hacia abajo (aprox. 4 cm) y hacia un lado o hacia el otro calculamos 5 dedos (aprox. 5 cm). Nunca debemos pincharnos en la zona o el área central porque es muy doloroso y puede dar lugar a hematomas. 

 

Una vez establecida la zona donde vamos a inyectarnos, procedemos a introducir la aguja.

Para ello, debemos pellizcar la piel. Después de pellizcarla, cogemos la inyección e introducimos toda la aguja en la zona pellizcada, de manera totalmente perpendicular, formando un ángulo de 90º, nunca ladeada. 

Una vez introducida la aguja, vaciamos el contenido y para sacarla la retiramos lentamente pero sin dejar de pellizcar la piel.

 

En el caso de personas que tomen coagulantes orales, se recomienda coger una gasa limpia y presionamos la zona, nunca fregar. De esta manera nos aseguramos evitar el sangrado y procedemos a una mejor coagulación de la sangre. 

 

Al día siguiente, si debemos volver a inyectarnos, nunca debemos hacerlo en el mismo sitio. Si ayer nos pinchamos en el lado derecho, hoy toca el izquierdo. Si no es posible o no recordamos donde nos pinchamos el día anterior, debemos separar unos 2 centímetros del lugar donde nos inyectamos ayer. 

 

Podéis encontrar el vídeo de Andrea, farmacéutica ecoceutics de la farmacia Bernabeu, con la explicación completa sobre como inyectarse en casa aquí: https://www.youtube.com/watch?v=QcbBxfGJsBY