¿Cómo se trata la tricomoniasis?

La tricomoniasis es una enfermedad de transmisión sexual (ETS) causada por el parásito Trichomonas vaginalis. Los síntomas que causa (cuando causa síntomas) no son específicos de esta enfermedad, por lo que es necesario hacer estudios de laboratorio para confirmar el diagnóstico. Te contamos en este artículo qué es la tricomoniasis, cómo se trata, y cómo puedes prevenir el contagio.

 

 

¿Qué síntomas causa la tricomoniasis?

 

La tricomoniasis puede pasar desapercibida porque se estima que el 50% de los pacientes no presentan síntomas. En los casos en los que hay síntomas varían un poco entre hombres y mujeres:

  • Las mujeres pueden presentar flujo vaginal con olor fuerte, molestias durante las relaciones sexuales, molestias al orinar, o síntomas en la zona genital como picor, ardor, enrojecimiento o dolor.
  • Los hombres pueden tener alguna secreción peneana, ardor después de orinar o eyacular, picor o irritación en el pene. Puede incluso llegar a causar prostatitis, con las dificultades urinarias que conlleva. Pero lo más usual es que no tengan síntomas, o que sean muy leves y transitorios.

Como los síntomas son inespecíficos o inexistentes es frecuente encontrar tricomoniasis cuando otra enfermedad de transmisión sexual coexistente causa síntomas y lleva al paciente a la consulta médica. Al hacer la batería de test de ETS se incluyen las pruebas para la tricomoniasis, y entonces se la detecta.

 

 

¿Cómo se trata la tricomoniasis?

 

El tratamiento de elección es el metronidazol oral, no vaginal. La pauta la establecerá el médico después del diagnóstico, pudiendo ser única o alargarse durante una semana. Es conveniente tratar al paciente que va a la consulta y rastrear a sus parejas sexuales para hacerles los análisis y tratarlas si fuera el caso. Deben medicarse tanto los pacientes con síntomas como los que no los tienen, por su propia salud y por la de sus parejas sexuales presentes y futuras.

 

No hay otro tratamiento establecido además del metronidazol. Aunque cause molestias urinarias el Monurol® no sirve, ya que este antibiótico no trata al parásito. Tampoco hay tratamientos caseros ni locales contra la tricomoniasis; es importante que vayas al médico si tienes sospecha de tener ésta o alguna otra ETS.

 

Mientras dura el tratamiento es importante:

  • No mantener relaciones sexuales durante al menos una semana, para evitar recontagiarse uno o  contagiar a otros.
  • No beber alcohol hasta 48 horas después de finalizar el tratamiento. El metronidazol junto con el alcohol pueden causar sudoraciones, náuseas, dolor de cabeza, vértigo, vómitos y otros síntomas agrupados bajo el nombre “efecto antabús”.

 

 

¿Qué pasa si no trato la tricomoniasis?

 

Es importante tratar esta enfermedad de transmisión sexual, ya que sin tratar puede causar problemas serios. En las mujeres puede causar la llamada enfermedad inflamatoria pélvica, una enfermedad que inflama los órganos reproductores y causa flujo con mal olor, sangrado uterino no menstrual, fiebre, escalofríos, y dolor durante las relaciones sexuales. Puede llegar a causar dolor pélvico crónico, dificultades para concebir y embarazos ectópicos. La tricomoniasis también está relacionada con partos prematuros y bajo peso del bebé al nacer.

En ambos sexos la inflamación causada por la tricomoniasis parece facilitar el contagio de VIH/SIDA.

 

 

¿Cómo puedo prevenir la tricomoniasis?

 

Al ser una enfermedad de transmisión sexual, las normas básicas de este grupo de enfermedades también aplican. Puedes enterarte más sobre la prevención de las enfermedades de transmisión sexual en este artículo: enfermedad de transmisión sexual.