¿Los guantes reducen el riesgo de contraer COVID-19?

 

  • Los expertos dicen que utilizar guantes durante la compra en el supermercado probablemente no reduzca el riesgo de contraer el virus que causa el COVID-19.
  • Ellos dicen que los guantes pueden hacerte más consciente de tocar objetos así como de dar un mensaje a las personas que están cerca sobre los cuidados que estás tomando.
  • Los Centros para el control y prevención de enfermedades están dando consejos sobre cómo quitarse los guantes de forma segura.

 

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en ingles), hacen varias recomendaciones de fuentes fiables sobre cómo minimizar el riesgo de contraer COVID-19 cuando estás en público. Entre ellos evitar el contacto cercano o tocarse la cara, cubrirse la nariz y la boca con una mascarilla y lavarse las manos con frecuencia.

Hasta la fecha, los CDC no han recomendado el uso de guantes para las actividades diarias generales, hay algunas excepciones, como:

  • Tocar los botones o las manijas en la estación de servicio, si no hay toallitas desinfectantes disponibles.
  • Para a limpieza y desinfección de superficies.
  • Manejar ropa sucia, artículos de cocina, o basura de alguna persona que contenga el virus.

Incluso en estos casos los guantes sólo son efectivos cuando se siguen los procedimientos adecuados. Eso significa eliminarlos y descartarlos de manera apropiada y siempre seguido de un minucioso lavado de manos.

 

 

Porque los guantes no son medicamente necesarios:

 

Guantes y otros equipos de protección personal son vitales en entornos de atención médica, donde es probable que las personas tengan mayor exposición y más contacto directo. Los guantes ayudan a los pacientes y a los proveedores de salud a protegerse de una variedad de infecciones, incluyendo el COVID-19.

Dentro de estos entornos, los protocolos indican cómo se deben elegir estos elementos, como se deben utilizar  y como se deben desechar. Los supermercados presentan una situación diferente.

El Dr. David Cutler, médico de familia en el centro de salud Providence Saint John en Santa Monica, California, dijo a Healthline que cuando se trata de COVID-19 el uso de guantes en el supermercado no tiene ningún beneficio médico.

“Con o sin guantes, si te tocas una cosa y luego otra potencialmente estás transmitiendo el virus de un lugar a otro. Los guantes incluso podrían desviar la atención de la importancia de lavarse las manos”, dijo Cutler.

“Cualquier medida de protección tiene una ventaja médica o una ventaja social. Gran parte de la ventaja (de usar guantes), es social. Dice: me preocupo por ti y no quiero transmitir el virus”. Cutler señaló que los guantes son una forma de enviar un mensaje.

“Las playas de Miami,  los bares de New Orleans, Las calles de New York, hasta hace unas semanas la gente ignoraba totalmente la realidad, de que está ocurriendo una pandemia”, dijo. “Este COVID-19 es un riesgo para todos y si utilizar guantes ayuda a transmitir este mensaje, está bien. Pero eso no se traduce en una ventaja médica”. Dijo Cutler.

 

 

Los guantes pueden servir como un propósito para algo:

 

Elizabeth Rossiaky, MS, BCBA, es analista de comportamiento certificada y ejerce en Frankfort, Illinois. Ella está de acuerdo en que los guantes de ninguna manera reemplazan el lavado de manos u otras pautas estipuladas por los CDC. Pero ella ve un beneficio potencial para algunas personas.

“Llevar guantes puede ser utilizado como modificación de antecedentes, puede pensar y ser más deliberado en sus acciones mientras utiliza esos guantes. Por ejemplo, puede ser un recordatorio para tocar menos superficies y abstenerse de tocarse la cara”, dijo Rossiaky a Healthline.

Ella cree también que el acto de utilizar guantes, puede proporcionar a algunas personas una sensación de empoderamiento. “Como hay tantas cosas fuera de nuestro control, llevar guantes puede dar la sensación de estar tomando medidas al respecto. Si está sintiendo ansiedad sobre el virus, esta puede ser una medida de tomar el control, de tomar medidas para aumentar su comportamiento de seguridad”, explicó.

 

 

Quitarse los guantes de forma segura:

 

Si utiliza guantes desechables, CDC (fuente fiable) recomienda estos pasos para quitarlos:

  1. Sujete la parte externa de un guante por la muñeca sin tocar la piel.
  2. Despega el guante del cuerpo (mano) y sáquelo del revés.
  3. Sostenga el guante que acaba de retirar con la mano que aún tiene guante.
  4. Despegue el segundo guante colocando sus dedos por dentro del guante en la parte superior de la muñeca.
  5. Gire el segundo guante al revés mientras va tirando y alejando de su cuerpo, deje el primer guante dentro del segundo.
  6. Deseche los guantes de forma segura, los guantes desechables nunca deben reutilizarse.
  7. Lave sus manos con agua y jabón durante un mínimo de 20 segundos.

Sin estas precauciones, cualquier protección que puedan ofrecer los guantes está perdida. Quitarse unos guantes de tela con medidas de seguridad, puede resultar difícil.

 

 

¿Qué puede disminuir el riesgo de COVID-19?

 

La recomendación de un lavado frecuente y exhaustivo de manos no se debe a que el COVID-19 se absorba a través de la piel.

El virus se propaga a través de las gotas respiratorias de una persona infectada que tose o estornuda. Es posible que usted no lo vea, pero esas gotas pueden caer en superficies cercanas. Puede contraer el virus tocando estas superficies con las manos o con los guantes y luego tocando la cara, el virus puede ingresar al cuerpo por la nariz, la boca o los ojos. Si está cerca de una persona que tiene el virus, puede inhalar gotitas infectadas directamente hacia los pulmones. “Lo importante es el lavado meticuloso de las manos, lo mismo que para otros fines que no tienen nada que ver con el coronavirus”, aconsejo Cutler.

“Tomar vitaminas y estar bien nutrido, hacer ejercicio, limpiar las cosas, mantenerse a 2 metros de distancia y lavarse las manos antes de tocarse la cara. Estas son cosas que puedes hacer”, continuó.

Cada vez más personas utilizan mascarillas, guantes, toallitas desinfectantes desechables para reducir el riesgo de transmitir el virus. Pero ha habido un efecto secundario desafortunado. Algunos de esos artículos son descartados sin ningún cuidado, dejándolos para que alguien más los recoja y es un proceso que termina poniendo en riesgo a más personas.

Tampoco es sólo el COVID-19, los mismos riesgos para problemas de salud existían antes de aparecer el COVID-19 y todavía están allí, advirtió Cutler. “Entonces lo que sea que se estaba haciendo para proteger el medio ambiente y el vecindario se debe seguir haciendo ahora”, instó.

 

 

Fuente: https://www.healthline.com/health-news/wearing-gloves-while-grocery-shopping-doesnt-prevent-covid-19