Insomnio, ¿qué es?

 

El insomnio puede definirse como la dificultad o insatisfacción al dormir. La insatisfacción resulta de una valoración personal de la calidad del sueño que considera más de un aspecto:

  • La conciliación del sueño (“me acuesto pero no puedo dormir”).
  • La duración (“duermo bien pero no más de cuatro horas”).
  • La calidad del sueño (“duermo ocho horas pero me levanto más cansado de lo que me acosté”).
  • La consolidación del sueño (“me despierto varias veces y no duermo profundamente”).

El insomnio de días o semanas se considera “agudo”, mientras que el insomnio de más de tres meses se considera “crónico”.

 

 

¿Por qué sucede el insomnio?

 

Hay muchas razones detrás de la aparición del insomnio, tanto agudo como crónico:

  • Factores ambientales: luz, ruido, cambios de horario laboral, jet-lag…
  • Factores psicológicos: duelo por fallecimiento, período de exámenes, rupturas de pareja y otros factores que causan “estrés”.
  • Patologías físicas: apnea de sueño, dolor agudo intenso, sofocos de la menopausia, picor importante, etc.
  • Patologías de origen psicológico o mental: depresión, demencia.
  • Relacionado con sustancias: consumo excesivo de cafeína, retirada de medicamentos para dormir en personas que han abusado de ellos, uso de medicamentos que dificultan el sueño, consumo crónico de alcohol, uso de drogas que implican agitación o nerviosismo, etc.

Si estás sufriendo de insomnio es importante ver, además de cómo resolver el insomnio, si logras reconocer alguna causa detrás de este síntoma. Resolver esa causa será lo que haga que el insomnio desaparezca realmente.

 

 

¿Por qué importa resolver el insomnio?

 

La insatisfacción con la calidad de sueño no suele estar relacionada con el propio sueño en sí, sino más bien con las consecuencias que la falta de sueño acarrea al otro día. Los pacientes con insomnio se acercan a la farmacia pidiendo una solución porque “no rinden”, están de mal humor, les falla la memoria, les baja la motivación, se sienten cansados y bajos de energía, etc. Esto impacta la vida personal, académica y laboral. También se está estudiando la relación del insomnio con la salud: se ha visto que en algunos pacientes la falta de sueño puede subir la tensión arterial, facilitar la aparición de diabetes, favorecer la obesidad, e incluso disminuir la expectativa de vida.

Una vez tratado y corregido el insomnio la calidad de vida mejora muchísimo, por lo que en cuanto notes que la calidad de tu sueño está cambiando, habla con tu farmacéutico de confianza. En las farmacias ecoceutics sabremos aconsejarte para que mejores la calidad de tu sueño, y, si lo necesitaras, se te puede recomendar algún tratamiento puntual. Puedes leer más sobre medicamentos para el sueño en este artículo.