La melanina y la lipotropina

Las hormonas

 

Son sustancias químicas producidas por un órgano o parte de él que tiene la función de regular una actividad de un tejido u órgano.

 

 

Qué hormonas tenemos?

 

  • La del crecimiento, la somatotropina.
  • La reguladora del sueño, la melatonina.
  • La gran reguladora del cuerpo, la tiroxina.
  • Predisposición a la acción, adrenalina.
  • La reguladora de la glucosa, la insulina.
  • Las sexuales femeninas y masculinas, estrógenos y testosterona.
  • La que estimula la producción de melanina a la piel, la lipotropina.

Tenemos más de 60 hormonas que actúan en nuestro cuerpo.
Son ejemplos de hormonas que tenemos en nuestro cuerpo, en total tenemos más de 60 que cada una de ellas hace una o más de una función.

 

 

¿Se puede tener un déficit de hormonas?

 

Sí, nuestro cuerpo puede presentar déficit de hormonas. Como por ejemplo, personas que su crecimiento se ha visto reducido y ha sido debido a un déficit de la hormona del crecimiento.

 

 

Las personas somos química

 

Cuando sentimos miedo, segregamos noradrenalina, un químico que nos pone alerta para luchar o huir. Al caer la luz del sol, segregamos melatonina, una hormona que nos permite dormir y descansar.

 

 

Cómo podemos ayudar al buen funcionamiento de las hormonas?

 

  1. Evitar los ultraprocesados en nuestra alimentación.
  2. No consumir en exceso cereales y tubérculos, como pasta y arroz.
  3. Dar preferencias a las grasas de origen vegetal sobre las animales.
  4. Incluir en las comidas también proteínas, como pez, huevos, carne o legumbres.

El papel de la alimentación es clave para el buen funcionamiento de nuestro organismo.
Son indicaciones básicas, a pesar de cumplirlas, puede haber otros motivos que provoquen alteraciones hormonales.

 

 

La melanina y la lipotropina

 

La melanina es el pigmento responsable de la piel y el cabello. Se produce gracias a la hormona lipotropina.

 

 

Función de la melanina

 

Proteger la piel contra los efectos de la radiación de ultravioleta de la luz solar. Cuando una persona se expone al sol, se activa la síntesis de melanina en los melanocitos, para evitar que la piel se queme y afecte el núcleo celular. Esta producción de melanina, se tangibiliza con el oscurecimiento de la piel, hecho conocido como “ponerse moreno”.

 

 

Melanina y protección solar

 

Las pieles claras tienen menos melanina, esto implica que tienen una menor capacidad para absorber la radiación ultravioleta y protegerse contra los efectos del sol. El extremo sería el albinismo, un problema genético que hace que no se disponga de melanina. En cambio, las pieles oscuras son pieles con más melanina. Su capacidad para absorber la radiación ultravioleta es superior.

 

 

De la producción de melanina a los fototipos

 

El concepto fototipos, es la capacidad de la piel para asimilar la radiación solar. Según la escala de Fitzpatrick, dermatólogo de la Universidad de Harvard. El fototipo I (1) presenta menos capacidad de asimilar la radiación solar, también tiene más probabilidades de quemarse y sufrir cáncer de piel. Mientras que el fototipo VI (6), presentaría más protección de la radiación solar y menos probabilidades de quemarse y sufrir cáncer de piel.