La vitamina A: la vitamina más versátil

La vitamina A es una vitamina perteneciente a la familia de las vitaminas liposolubles, es decir, afines por los lípidos y grasas más que por las sustancias acuosas. Cumple varios roles en nuestro organismo, ya que dependiendo de la forma química puede tener distintas propiedades.

 

 

¿Qué es la vitamina A?

 

Cuando hablamos de vitamina A en realidad hablamos de varias moléculas, entre las que contamos el retinol, el retinal y el ácido retinoico. Las tres comparten un cuerpo igual, pero cambian en un extremo de la molécula: el retinol es un alcohol, el retinal es un aldehído, y el ácido retinoico es un ácido carboxílico. Y hablamos de ésteres de retinilo (o retinil ésteres) cuando el ácido retinoico ha reaccionado con otros alcoholes. Esas pequeñas variaciones químicas le darán a estas moléculas la posibilidad de cumplir diferentes funciones en nuestro organismo.

La vitamina A se almacena fundamentalmente como ésteres de retinilo en el hígado. Desde allí se transporta como retinol al resto del organismo, donde cumplirá sus funciones como retinol, como retinal o como ácido retinoico.

 

 

¿Qué funciones cumple la vitamina A en nuestro organismo?

 

Hemos hablado un poco de la funciones de la vitamina A en nuestros artículos sobre “vitaminas para la vista”, “vitaminas para la cara”, “vitaminas para las uñas” y “vitaminas para el sistema inmune”. Otras funciones de la vitamina A, sin entrar en grandes descripciones metabólicas, son:

  • El retinol interviene en la regulación de genes relacionados con la síntesis de hormonas y de citoquinas (moléculas con actividad inmunitaria).
  • El retinal está implicado en la regulación de genes relacionados con el metabolismo lipídico
  • Tanto el exceso como la falta de vitamina A están relacionados con defectos en el desarrollo del bebé durante el embarazo. El ácido retinoico es crítico para el desarrollo del corazón, ojos, pulmones y otros órganos.
  • Algunos estudios in vitro indican que la vitamina A cumple una función importante en el correcto desarrollo de los glóbulos rojos.

 

 

¿Qué alimentos son ricos en vitamina A?

 

Los alimentos vegetales son ricos en beta-caroteno y otros carotenoides, moléculas que nuestro cuerpo es capaz de metabolizar a vitamina A. Algunos alimentos ricos en carotenoides son:

  • Zanahorias
  • Calabazas
  • Melones
  • Espinacas
  • Kale

 

Los alimentos de origen animal son más ricos en retinil ésteres, ya que es la forma en la que los tejidos animales almacenan la vitamina A. Entre los alimentos de origen animal más ricos en vitamina A encontramos:

  • Hígado de ternera
  • Hígado de bacalao
  • Huevos
  • Leche entera (la descremada pierde parte de su contenido vitamínico al perder la grasa)

 

Si deseas saber más sobre los requerimientos de vitamina A y los alimentos que la contienen puedes ver este artículo (alimentos con vitamina A ).

 

 

¿Qué pasa cuando hay deficiencia de vitamina A?

 

Los estados carenciales se han relacionado con varios problemas de salud:

  • Problemas de visión. La falta de vitamina A comienza como problemas para ver en la noche y evoluciona a sequedad ocular severa que, si no se trata, puede llegar a úlceras corneales y ceguera. Los niños de varios países del mundo aún sufren casos de ceguera irreversible por déficit de vitamina A.
  • Mayor susceptibilidad a enfermedades infecciosas, sobre todo en niños.
  • Mayor susceptibilidad a la falta de iodo que lleva a enfermedad tiroidea.
  • Empeoramiento de la anemia por falta de hierro. Algunas anemias ferropénicas (no todas) se recuperan mejor cuando se combina el hierro con la vitamina A.
  • Sequedad y alteraciones de piel y mucosas.

 

 

¿Qué otros usos tiene la vitamina A?

 

La vitamina A tiene mucha utilidad en el campo de la cosmética:

  • El retinol es la molécula antiedad por excelencia, ya que puede cambiar el aspecto las arrugas.
  • Las moléculas relacionadas con el ácido retinoico tienen una excelente actividad antiacneica.
  • Es común ver que las cremas y pomadas reparadoras contengan vitamina A en su formulación.
  • Existen cremas hidratantes para utilizar en el interior del ojo que son muy ricas en vitamina A.

 

Como ves, es una vitamina muy versátil que no debe faltar en tu dieta ni en tu rutina de belleza. Si crees que puedes beneficiarte del uso de la vitamina A consulta con tu farmacéutico de confianza, que sabrá ayudarte a valorar tus necesidades y sabrá recomendarte productos adecuados para ti.