Listeriosis ¿Qué es y qué síntomas causa?

En los últimos días se han conocido más de cien casos de listeriosis en diferentes puntos del territorio español, y las noticias al respecto se han multiplicado.

¿Qué es exactamente la listeriosis?

La listeriosis es una enfermedad causada por una bacteria llamada Listeria monocytogenes. El nombre viene dado por Joseph Lister, un cirujano británico que hizo historia por proponer que los médicos usaran antisépticos en sus instrumentos y manos para evitar la propagación de enfermedades (ya hablaremos de él más adelante, pero ahora volvamos a lo nuestro). La listeriosis se suele contraer por comer alimentos contaminados con  L.monocytogenes, ya que esta bacteria vive muy bien en alimentos que están a temperatura ambiente o en frío. Los alimentos que suelen relacionarse con una infección por listeria son los lácteos, particularmente algunos quesos como el brie o camembert y los lácteos crudos, y todo tipo de carnes crudas o poco cocidas. También algunos alimentos procesados pueden ser un buen hogar para la Listeria, como los bocadillos y los embutidos.

¿Qué síntomas produce la listeriosis?

Una vez consumido el alimento contaminado, la enfermedad puede cambiar sus síntomas según el paciente al que infecte:.

  • Una persona sana usualmente pasa una gastroenteritis que cursa con fiebre, malestar general, diarrea,  e incluso escalofríos. En estos casos se tratarán los síntomas y rara vez se harán estudios de laboratorio, ya que la gastroenteritis se pasará sola en unos días.
  • Otras personas sanas llevan la Listeria consigo unos días, pero no tienen síntomas. Son lo que se llama “portadores asintomáticos”.
  • Ciertas personas pueden contraer listeriosis invasiva: la bacteria no se queda en el intestino, sino que se mueve por el organismo.
    • En las mujeres embarazadas el cuadro se parecerá a una gripe: malestar general, fatiga, dolor muscular y algo de fiebre, pero si no se trata puede desembocar en un aborto espontáneo.
    • En otras personas la listeriosis puede causar malestar general, fiebre, rigidez en el cuello, pérdida del equilibrio, confusión e incluso convulsiones, debido a la presencia de la bacteria en otras partes del cuerpo.

 

¿Cuáles son los grupos de riesgo que pueden contraer listeriosis invasiva?

  • Embarazadas
  • Inmunosuprimidos, ya sea por enfermedades de base o por tratamientos inmunosupresores.
  • Ancianos
  • Niños pequeños

 

 

¿Cómo se trata la listeriosis?

La gastroenteritis por listeria se comienza a tratar en la farmacia, ya que el inicio será un malestar gastrointestinal. Las primeras recomendaciones serán:

  • Dieta astringente
  • Suero de rehidratación oral
  • Probióticos
  • Los antidiarreicos no serán de elección, ya que no se debe utilizar un antidiarreico en casos de diarrea con fiebre.

Si la diarrea y el malestar no remiten en unos días te derivaremos a un médico, para que investigue por qué la gastroenteritis no se te pasa. Y si no te ves capaz de separarte del baño el médico puede darte la baja: incluso es posible que prefiera darte la baja por unos días antes que recetarte un antidiarreico.

En los grupos de riesgo la derivación al médico es rápida, ya que es importante que un médico investigue por qué aparecen estos síntomas, y que instaure el tratamiento adecuado. No esperes demasiado: los síntomas “tipo gripe” en una embarazada deben ser investigados por un médico, así como la rigidez de cuello o la confusión en otros tipos de pacientes. Intentar pasar varios días con paracetamol o con algún medicamento de venta libre no sería recomendable en estos casos. El médico suele recetar antibióticos, pero cuáles y cómo dependerá de varios factores.

 

Algunos consejos de tu farmacéutico para estos días:

  1. No te alarmes. La higiene de manos y la cocción de los alimentos, así como las buenas prácticas de la industria alimentaria, suelen bastar para protegernos de la listeriosis.
  2. No pidas antibióticos “por si acaso” en la farmacia. Si eres una persona sana, tus propias defensas aumentarán la probabilidad de que la listeriosis no pase de una gastroentritis. Tomar antibióticos sin tener síntomas sólo hará que tus bacterias buenas se mueran, bajando tus defensas.
  3. Completa los tratamientos. Si tienes gastroenteritis y tu médico te receta antibióticos, tómalos exactamente como te lo ha recetado, los días que te lo ha indicado, aunque los síntomas se te pasen antes. Esto permitirá una curación total de tu enfermedad