Manchas en la piel

¿Qué son las manchas de la piel?

 

¿Sabes cómo se producen las manchas en la piel? El color de la piel está determinado por un pigmento llamado melanina, fabricado en las capas profundas de la piel por células llamadas melanocitos. De forma muy simplificada podemos decir que la melanina es estimulada por la radiación ultravioleta: la piel se defiende del daño que la radiación ultravioleta causa al ADN sintetizando melanina. La estructura química de la melanina le permite interactuar con la luz solar, absorbiéndola y disipando su energía, dando color a la piel en el proceso. La síntesis de melanina suele ser uniforme si la exposición solar es pareja, pero por diferentes factores puede que los melanocitos se descontrolen, reproduciéndose o sintetizando melanina de forma desordenada, generando zonas con un color más intenso que otro: aparecen así las famosas “manchas”.

 

 

¿Qué tipos de manchas podemos tener?

 

Dependiendo el aspecto y el origen hay diferentes tipos de manchas en la piel. Entre ellas encontramos:

  • Efélides: es el nombre que reciben las pecas de toda la vida. Es una mancha pequeña, de color marrón claro, que más se nota cuanto más al sol está la persona.
  • Léntigo solar: es un punto más oscuro en la piel, de borde nítido y color marrón claro, que aparece por exposición crónica al sol sin protección solar.
  • Léntigo senil: es muy parecido al anterior, pero aparece en gente mayor a 60 años que acumula años de exposición a la luz solar. Suelen aparecer en rostro, cuello, escote y manos, que son las zonas más expuestas al sol.
  • Melasma: son manchas más extensas y difusas que las anteriores.
  • Manchas post-inflamatorias: las cicatrices expuestas a la luz solar pueden evolucionar a manchas si se exponen a la luz UV.

 

Existen otros tipos de manchas que pueden indicar un problema de salud, pero no los analizaremos hoy aquí. Sí te diremos que es importante que, cuando solicites un producto en la farmacia para tratar manchas en la piel, comentes la historia de tu mancha: cuándo comenzó, si crece o si es estable, si sabes de dónde ha salido… A partir de ahí podremos valorar la posibilidad de tratarte en la farmacia o de derivarte al médico.

 

 

¿Por qué tengo manchas?

 

Genética

La aparición de manchas en la piel está influida por varios factores. La tendencia a tener manchas es hereditaria, por lo que es muy posible que si tu madre o abuela tienen manchas, tú también las tengas.

 

Exposición al sol

Otro factor fundamental es la exposición al sol: cuanto más te expongas al sol, más fácil será que aparezcan manchas, y a la inversa: cuanto más te protejas del sol, más difícil será que aparezcan las manchas.

 

Factor hormonal

Hay un factor hormonal asociado a la aparición de manchas. Es bien conocido que el embarazo puede causar la aparición de una “máscara del embarazo”, oficialmente conocido como melasma, que con el tiempo y el tratamiento adecuado puede desaparecer. También el uso de anticonceptivos orales puede hacer aparecer manchas en la piel de este tipo.

 

Productos fotosensibles

No queremos dejar de mencionar algunos productos fotosensibilizantes que pueden originar lesiones en la piel si se combina su uso con la exposición al sol.  El mecanismo es diferente al del melasma o léntigo; no solamente se produce un aumento de síntesis de melanina, sino que la combinación de producto fotosensibilizante y sol causa una lesión en la piel que cicatriza dejando una zona hiperpigmentada, dando aspecto manchado. Algunos aceites esenciales,  antibióticos, o  antiinflamatorios pueden causar este problema.

 

 

¿Cómo se pueden evitar las manchas?

 

El factor común a la hora de evitar que aparezca cualquiera de estas manchas es el uso de protección solar. ¿Tienes pecas y quieres que sean de color poco intenso? Utiliza factor solar para evitar que cojan color. ¿Usas anticonceptivos? Utiliza protección solar de factor medio en invierno y de factor alto en verano para no lidiar con el melasma. ¿Tienes acné? Utiliza protector solar específico para pieles acneicas, para que el granito no evolucione a cicatriz y a mancha. ¿Te han recetado doxiciclina? Utiliza protección solar para evitar reacciones de fotosensibilización.  ¿Quieres cuidar tu piel y evitar manchas en el futuro? Utiliza protector solar adaptado a tu tipo de piel, para que las manchas no aparezcan en un futuro no tan lejano.

Resumen: la mayoría de las manchas se previenen en buena medida utilizando protección solar.

 

 

Me han salido manchas ¿qué puedo hacer?

 

Si te han salido manchas es conveniente comenzar a tratar la piel rápidamente, para que la mancha no vaya a más.  La primera opción suele ser un tratamiento de tipo cosmético, que trabajará sobre las manchas en varios niveles.

  1. Bloquear la síntesis de melanina nueva, para evitar que el color de la mancha se intensifique. En esta categoría entran el ácido kójico, la arbutina y la hidroquinona. Cada uno de ellos tiene distinta potencia antimanchas, y también distinta agresividad con la piel.
  2. Eliminar las células oscuras “pelando” las capas más antiguas de piel en forma controlada (peelings) para que las células ya sintetizadas con color oscuro se vayan, y en su lugar aparezcan células nuevas con la síntesis de melanina bloqueada. Algunos activos comunes en estos peelings son los alfa-hidroxiácidos como el ácido glicólico, ácido láctico y ácido mandélico.
  3. Favorecer la síntesis de piel nueva. Los retinoides son la estrella de los renovadores de piel (retinol, tretinoína, ácido azelaico).
  4. Evitar el daño solar. Los fotoprotectores y los antioxidantes como la vitamina C entran en esta categoría.

 

Los cosméticos suelen funcionar bien, así que puedes comenzar con ellos. En el mercado hay texturas y estilos variados, será fácil encontrar uno que te agrade y puedas incorporar a tu rutina de belleza. Pero algunas manchas necesitarán una visita al dermatólogo, ya que las cremas no pueden reparar una mancha post-cicatriz como las que pueden presentar algunas pieles con acné severo. El dermatólogo tiene a su disposición técnicas como el tratamiento con láser, crioterapia, peelings potentes, y fórmulas magistrales que puede recetar en función de tu mancha y de tu tipo de piel.