Manchas, pecas y sol

El sol es capaz de estimular la aparición de las manchas y de las pecas. ¡Y no solamente durante el verano! Aunque en el verano el efecto es más obvio, el sol también da en la cara el resto del año y hace su efecto. Pero ¿cuál es la diferencia entre una mancha y una peca? ¿Qué solares es mejor escoger para no tener problemas? Y si mi piel ya tiene manchas y pecas, ¿Qué puedo hacer para reparar el daño hecho? Te lo explicamos todo en este artículo.

 

 

¿Qué tipos de manchas podemos tener?

 

Dependiendo el aspecto y el origen hay diferentes tipos de manchas en la piel. Entre ellas encontramos:

  • Efélides: es el nombre que reciben las pecas de toda la vida. Es una mancha pequeña, de color marrón claro, que más se nota cuanto más al sol está la persona.
  • Léntigo solar: es un punto más oscuro en la piel, de borde nítido y color marron claro, que aparece por exposición crónica al sol sin protección solar.
  • Léntigo senil: es muy parecido al anterior, pero aparece en gente mayor a 60 años que acumula años de exposición a la luz solar. Suelen aparecer en rostro, cuello, escote y manos, que son las zonas más expuestas al sol.
  • Melasma: son manchas más extensas y difusas que las anteriores.
  • Manchas post-inflamatorias: las cicatrices expuestas a la luz solar pueden evolucionar a manchas si se exponen a la luz UV.

 

 

¿En qué se diferencian las pecas de las manchas?

 

Las pecas y algunas manchas tipo léntigo pueden parecerse a simple vista, pero difieren en varios aspectos de sus ciclos en la piel:

  • Las pecas suelen desaparecer en invierno, mientras que las manchas se mantienen durante largos meses si no se tratan.
  • Las pecas tienen una base genética y suelen aparecer en personas con pelo rojo y piel clara. Las manchas en cambio, aunque también tienen un componente genético, aparecen en personas que se ponen morenos con facilidad o incluso que tienen piel oscura.
  • Las pecas se producen por mayor síntesis de melanina en los melanocitos, que luego difunde hacia otras células de la piel llamadas queratinocitos. En cambio en las manchas hay más queratinocitos y melanocitos, y cambia la estructura en la que se organizan.
  • Sus aspectos son diferentes: una peca es pequeña, usualmente menor a 3 mm, mientras que las manchas pueden llegar a ocupar varios cm.

Las pecas no suelen requerir tratamiento, aunque algunas pecas más rebeldes puede que necesiten ayuda para desaparecer. Pero las manchas requieren tratamientos casi sin excepción. En ambos casos se recurre a las mismas estrategias: productos cosméticos o medicamentos con inhibidores de la tirosinasa, retinoides, peelings, láser o crioterapia… el objetivo será que las células con melanina se mueran y se vayan, mientras que impedimos que se forme más melanina en las células nuevas.  Pero tanto si eres propenso a pecas como a manchas, recuerda que es más fácil prevenirlas que tratarlas.

 

 

¿Cómo puedo prevenir el desarrollo de pecas y manchas?

 

Gorro, sombrilla, caminar por la sombra, evitar las horas del mediodía… cuantas más de estas estrategias implementes durante la primavera y el verano, menos tendrás que despigmentar en otoño. Pero sobre todo ¡protector solar cada día y todo el año!

 

 

¿Qué protector solar es bueno para una piel con manchas?

 

Aunque en principio podríamos pensar que cualquier protector solar cumple con la función de bloquear al sol y evitar la pigmentación, en el mercado encontramos productos específicos para pieles con manchas que dan un plus a la función de protección. Por mencionar dos marcas líderes del mercado farmacéutico:

  • Foto Ultra 100 ISDIN Spot Prevent Fusion Fluid: es un protector solar que ofrece una protección contra los rayos UVA superior al mínimo exigido por la normativa europea, permitiendo un bloqueo excepcional de los rayos UV. Su textura ligera y fluida le permite incorporarse fácilmente a cualquier rutina de belleza.
  • HELIOCARE 360º Pigment Solution Fluid: formulado con un filtro solar patentando, el Fernblock®, filtra la luz visible, UVA, UVB y la infrarroja, para no dejar que ninguna longitud de onda relacionada con las manchas se cuele hasta tu piel. Contiene también activos reparadores, con lo que ayuda a mitigar daño solar previo, y pigmentos para uniformizar el tono de la piel.

 

 

¿Y los nutricosméticos?¿Sirven para la piel con manchas?

 

Existen nutricosméticos con antioxidantes que ayudan a bloquear el desarrollo de melanina, dificultando la aparición de manchas y pecas. Pero cuidado, así como bloquean las manchas faciales, también dificultan que obtengas un moreno potente en el resto del cuerpo. Aquí toca escoger…