¿Por qué tengo manchitas blancas en las uñas?

Las manchas blancas en las uñas son una fuente de consulta en la farmacia, sobre todo por un tema de estética. El nombre oficial de esta situación es leuconiquia y, dependiendo del aspecto y comportamiento de las manchitas, podemos hacernos a la idea general de qué las causan y qué hacer para que se vayan. En este artículo te contamos qué son, cómo se producen, qué puedes hacer para tratarlas, y cuándo es importante ver a un médico.

 

 

¿Qué tipos de leuconiquia hay?

 

Existen varios tipos de leuconiquia. Según la extensión de la mancha hablamos de:

  • Leuconiquia total cuando la uña entera aparece blanca
  • Leuconiquia parcial cuando la uña tiene algunas partes blancas y partes de color normal.

También podemos clasificarlas en leuconiquia real, cuando la uña tiene manchas, o leuconiquia aparente, cuando la mancha no está en la uña sino debajo, en el lecho ungueal, y la transparencia de la uña hace pensar que la mancha está en la uña.

  • La leuconiquia real desaparece a medida que crecen las uñas, ya que hay una alteración local de la matriz de queratina, y no hay cambios de color al aplicar presión sobre la uña.
  • La leuconiquia aparente muestra las manchas siempre en el mismo lugar aunque la uña crezca y desaparecen o se disimulan al presionar sobre la uña.

 

 

Leuconiquia total

 

En este tipo de leuconiquia toda la uña aparece blanca y pareja. Son casos muy raros asociados a problemas de salud genéticos o adquiridos. Un caso especial son las uñas de Terry, en las que la mayoría de la uña aparece blanca exceptuando el extremo distal (“la punta”) que toma un color rojo. Están asociadas a cirrosis, diabetes, problemas tiroideos e incluso malnutrición. El tratamiento dependerá de la causa subyacente y debe ser indicado por el médico.

 

 

Leuconiquia parcial

 

En esta categoría entran varias formas de leuconiquia:

  • Leuconiquia puntual. Aparecen manchitas blancas como “puntitos” o “líneas muy cortitas”. Suelen deberse a microtraumas (uso intenso del teclado del ordenador, morderse las uñas) o a manicuras agresivas, incluso a calzado muy apretado.
  • Leuconiquia transversal. Aparecen líneas o zonas blancas paralelas a la lúnula (la parte que siempre está blanca en la parte inferior de la uña). Algunas causas frecuentes son la quimioterapia o el tratamiento con sulfonamidas (un antibiótico).
  • Leuconiquia aparente parcial. Aparecen zonas blancas por debajo de la uña, como las de las uñas de Terry, pero con menor afectación superficial. Puede deberse a hipoalbuminemia (menor cantidad de albúmina, una proteína de la sangre) o a enfermedades renales.

 

Las líneas longitudinales son muy poco frecuentes y suelen aparecer con más problemas ungueales en personas con la enfermedad de Darier. Las manchas relacionadas con hongos o psoriasis no las trataremos aquí, porque su aspecto es diferente (no son exactamente “manchas” sino otro tipo de alteraciones) y porque no siempre son blancas (pueden ir del blanco al amarillo, pasando por el verde).

 

 

¿Cómo arreglo las manchitas?

 

Pues… depende de la causa. Las causadas por microtrauma son las más fáciles de solucionar, ya que evitando las lesiones se evita la aparición de nuevas manchitas, y al cortar la uña se corta la manchita. Pero en los casos en los que hay otro problema de salud, hay que atacar esa causa. Por ejemplo, la quimioterapia puede afectar la uña durante un tiempo, pero cuando se acabe la quimio y la matriz ungueal se haya recuperado, la uña volverá a la normalidad.

Puedes cubrir la afectación con esmalte, pero es importante que valores la posibilidad de visitar al médico si aparecen cambios en tus uñas que no sabes a qué se deben. Algunos cambios son debidos a causas muy banales, pero otros pueden estar señalando un problema de salud importante.

 

 

¿Vale la pena tomar vitaminas o minerales para la leuconiquia puntual?

 

Durante mucho tiempo el típico consejo para la leuconiquia puntual fue “toma calcio”. También se ha hablado de zinc, hierro, biotina, u otras vitaminas. Pero el conocimiento actual no respalda el uso de micronutrientes para la leuconiquia puntual, ya que no hay vitamina que compense un microtrauma. Es posible que la carencia de minerales se vea en las uñas, pero no lo hará en forma de manchitas blancas. Por ejemplo, la falta de zinc puede aparecer como leuconiquia transversal, pero suele aparecer con otras afectaciones en la piel y la uña.

 

Si han aparecido cambios en tus uñas puedes pedir consejo en la farmacia, que tu farmacéutico sabrá ayudarte a tratarlos o disimularlos.