Belleza y cuidados personal, Respuestas de Salud

¿Cómo prevenir las ojeras?

Las ojeras, es decir, las bandas de color azul, negro o marrón debajo de los ojos, muy rara vez son un problema de salud. La mayoría de las veces son un problema cosmético debido al impacto en la autoimagen de la persona que las tiene, pero son parte del aspecto “normal” del rostro. El mecanismo de formación de una ojera aún no está muy claro, pues se ha investigado mucho más sobre el tratamiento que sobre la prevención, así que es difícil respaldar consejos de prevención con evidencia científica sólida. Pero sí podemos compartir lo que se sabe hasta ahora sobre cómo prevenir las ojeras… ¡allá vamos!

¿Qué tipos de ojeras hay?

Hasta ahora se han identificado estos tipos de ojeras:

  • Constitucionales. Son las ojeras marrón oscuras o negras. Se deben al acúmulo del pigmento melanina en la zona.
  • Post-inflamatorias. No son bandas continuas sino que van “por zonas” tanto abajo del ojo como arriba del párpado superior. Puede haber también una zona de eccema.
  • Vasculares. Se deben a que la piel delicada trasluce los vasos sanguíneos de la dermis.
  • El efecto sombra. Se debe a la anatomía del tejido adiposo y del canal lacrimal, que hacen “sombras” en la zona de la ojera. No es que haya color propio en la zona, es que hay una sombra que se va al mover el tejido o iluminarlo desde el ángulo correcto.

Y algunas son “combinadas”: por ejemplo, hay personas con exceso de pigmento en la zona que además sufren de dermatitis atópica, condición que favorece la aparición de picor y eccemas con daño post-inflamatorio. La actuación frente a cada tipo de ojera es diferente.

¿Qué es lo que sí se sabe que puede evitar las ojeras?

Cada ojera es diferente, y es difícil evitarlas del todo. Hay factores genéticos involucrados en la aparición de ojeras que no se pueden cambiar, y el paso de tiempo hace lo suyo también. Pero las siguientes medidas ayudan a frenar un poco el desarrollo de pigmentación debajo de los ojos:

  • No frotar los ojos. En un consejo excelente en caso de las personas con componente de ojeras vasculares o post-inflamatorias. Es muy frecuente ver lesiones por rascado en las personas con alergias o dermatitis atópica, ya que el picor puede ser muy molesto. La fricción rompe los vasos sanguíneos y acumula sangre en la zona, además de empeorar las lesiones de la piel.  En tu farmacia pueden ayudarte a bajar el picor de la zona, indicando los mejores productos y consejos según tu situación.
  • Dormir bien. Se sabe que la fatiga está relacionada con la aparición de pigmento debajo de los ojos, aunque el mecanismo no está elucidado.
  • Evitar la sal y los alimentos que la contienen en alta cantidad. La sal retiene líquido en todo el cuerpo, incluyendo las “bolsas” bajo los ojos. Estas bolsas causan sombras que empeoran el aspecto de las ojeras al aumentar el “efecto sombra”.
  • Evitar la exposición solar. La exposición a rayos UV estimula la síntesis de melanina, empeorando el aspecto de las ojeras constitucionales. Las gafas de sol son las mejores aliadas.
  • Reafirmar la zona. Muchas ojeras están empeoradas por la piel laxa que genera una sombra, dando aspecto de color más intenso. Un buen contorno de ojos puede ayudar, pero otras veces habrá que recurrir a tratamientos dermatológicos como los rellenos con ácido hialurónico.
  • Mantener la zona hidratada. La sequedad en el área periocular favorece que las ojeras sean más notorias, particularmente en los pacientes con piel atópica.

Los cambios en el estilo de vida suelen causar un cambio visible en la intensidad de las ojeras. Los cosméticos adecuados también aportan su granito de arena, y aquí es donde tu farmacia de confianza puede ayudarte: allí sabrán indicarte qué contornos de ojos se adapta a tus necesidades. Recuerda que piel del contorno del ojo es distinta al del resto de la piel, por lo que es mejor aplicar un buen contorno de ojos en lugar de un producto antimanchas o hidratante de rostro.

¿Cuándo hay que hablar con el médico por las ojeras?

En algunos casos las ojeras pueden estar indicando un problema de salud y requieren la intervención de un médico. Por ejemplo:

  • Anemia. Suelen ser ojeras azules que van acompañadas por otros síntomas de anemia. Al tratar la anemia suelen mejorar. Si no había ojeras antes de la aparición de la anemia, es de esperar que desaparezcan al tratar la enfermedad.
  • Reacción a medicamentos. Algunos medicamentos (vasodilatadores para la tensión, estrógenos, fotosensibilizantes, etc) pueden aumentar el aspecto de las ojeras. Si la situación es molesta habla con el médico para analizar un posible cambio de medicación. En ningún caso se debe abandonar la medicación sin hablar con un profesional de la salud previamente.
  • Problemas de tiroides. Los problemas de tiroides causan “bolsas” bajo los ojos, que pueden acentuar las sombras y dar sensación de ojeras.

Si las ojeras aparecieron después de empezar a tomar un medicamento, o si nunca habías tenido y han aparecido en un corto espacio de tiempo, es conveniente consultar al médico. Tu médico hará una evaluación completa y te ayudará a saber si efectivamente hay un problema de salud o si es solamente un problema cosmético que podemos ayudarte a resolver en la farmacia.

¿Y si las ojeras sobreviven a estas medidas y a los cosméticos?

Si las ojeras realmente te resultan molestas, son difíciles de maquillar y no se van después de revisar tu estilo de vida, tu salud y tu rutina de belleza, habla con el dermatólogo. Existen tratamientos profesionales que pueden ayudarte a disminuir el aspecto de tus ojeras. Entre ellos encontramos inyecciones con hialurónico, despigmentantes fuertes, trasplantes de grasa para cambiar la forma de las bolsas… tu dermatólogo sabrá indicarte si alguno de estos es adecuado para ti y puede darte los resultados que buscas.