¿Qué es la ansiedad y cómo superarla?

 

La ansiedad es una emoción natural. Surge como una anticipación de un daño o desgracia futuros, acompañada de un sentimiento de disforia (desagradable) y/o de síntomas somáticos de tensión. Es decir, es una reacción o respuesta que está presente en el organismo aun cuando el daño o problema no ha sucedido, pero se prevé o se supone que puede existir.

 

¿Qué síntomas tiene la ansiedad?

 

Los síntomas de la ansiedad son muchos y muy variados. Entre ellos podemos encontrar:

  • Sequedad de boca
  • Temblores o tensión muscular
  • Cefalea
  • Digestivos: náuseas, vómitos, estreñimiento, diarrea,
  • Cardíacos: palpitaciones, taquicardia
  • Preocupación
  • Sensación de agobio
  • Irritabilidad
  • Miedo a perder el control

Hay un cierto grado de ansiedad, llamada “ansiedad adaptativa”, que es la que nos permite movernos en nuestro medio social, respondiendo frente a diferentes situaciones. Por ejemplo, los nervios frente a un examen importante pueden resultar en un estímulo para estudiar.

Sólo cuando la ansiedad comienza a ser un problema para nuestra vida diaria, porque los síntomas interfieren con lo que realmente deseamos hacer, hablaremos de “Trastorno de Ansiedad Generalizada”.

 

Trastorno de Ansiedad generalizada

 

El Trastorno de Ansiedad Generalizada se diagnostica cuando, entre otras cosas:

  • Hay una aprensión excesiva, que se prolonga durante más de seis meses.
  • El estado de ansiedad es constante en la persona, y no puede disfrutar otras actividades.
  • Los síntomas, tanto físicos como psíquicos, generan un deterioro de la vida social, laboral o general del individuo.

En estos casos se necesitará el apoyo de un profesional médico, que recomendará las terapias y medicamentos necesarios para recuperar la calidad de vida prontamente.

 

No dudes en pedir ayuda profesional si te sientes así, porque cuanto antes se inicie el tratamiento, mejor te recuperarás.

 

Ansiedad adaptativa

 

Pero, si sólo estás sufriendo de la “ansiedad adaptativa” (por un examen, estrés laboral puntual, el inicio del cole de los niños, etc) y quieres pasarlo un poco mejor, hay cosas que puedes hacer:

  • Haz ejercicio físico: Te ayudará a descargar la tensión generada durante el pico de ansiedad
  • Busca la ayuda de un psicólogo: Te puede ayudar a buscar técnicas que te ayuden a gestionar, mejorar y superar tu estado.
  • Utiliza plantas medicinales: Según cómo te sientas podrás escoger entre Amapola de California, Espino albar, Lúpulo, Melisa, Pasiflora, Valeriana, Lavanda, Naranjo Amargo, y Tila. Se comercializan solas o en mezcla, para potenciar y complementar sus efectos. Por ejemplo, nuestras cápsulas ecovital Compleat Calmant están compuestas de Valeriana, Pasiflora y Amapola de California, con lo que pueden ayudarte a controlar síntomas durante el día y a dormir mejor por la noche. Y si prefieres infusiones puedes utilizar también nuestras ecovital Herbetes Infucalm, compuestas de Melisa, Pasiflora y Espino blanco. Comenta tus síntomas a tu farmacéutico, que te ayudará a escoger lo que mejor se adapte a tus necesidades.

 

Cuidado con los medicamentos naturales

 

Cuidado con los medicamentos naturales, ya que en caso de polimedicación (tomar muchos medicamentos para varios problemas de salud a la vez) pueden interactuar con otros tratamientos, y no por ser naturales están indicados en embarazo o lactancia. Habla con tu farmacéutico o con tu médico si estás en estas situaciones y crees que necesitas recurrir a una de estas plantas medicinales.