Salud, Respuestas de Salud

¿Cómo dejar de roncar?

El ronquido es el ruido se produce cuando la respiración está dificultada por algún bloqueo. El aire que entra por la nariz o por la boca en forma forzada hace vibrar tejidos blandos que están muy relajados durante el sueño, haciendo el ruidito que tanto molesta al dormir. La mayoría de las personas roncamos en algún momento sin mayor consecuencia que el ruido que molesta, pero otras veces el ronquido es indicativo de un problema de salud que hay que resolver con el médico. Te contamos qué se puede hacer para disminuir los ronquidos y cuándo debes ir al médico en este artículo.

¿Qué podemos hacer para evitar roncar?

Básicamente debemos facilitar el pasaje del aire por nariz y garganta, evitando las obstrucciones y la relajación excesiva de los tejidos. Por ejemplo:

  • Dormir de costado. La presión en la vía respiratoria es menor en esta posición que durmiendo boca arriba.
  • Elevar ligeramente la cabecera de la cama. El cambio en la postura baja la presión en las vías respiratorias.
  • Mantener una buena higiene de sueño. Mantener una rutina a la hora de dormir y dormir las suficientes horas cada día facilitan que el descanso sea realmente reparador. Dormir poco facilita el “caer redondo” por la noche, cosa que favorece la excesiva relajación de los músculos y favorece el ronquido.
  • Beber líquido. Beber suficiente líquido durante el día (los famosos dos litros diarios) hace que los tejidos estén hidratados, y las mucosas hidratadas hacen menos ruido.
  • Utilizar tiras o dilatadores nasales. Estos productos mantienen una apertura mínima de los orificios nasales, facilitando el paso del aire.
  • Evitar consumir alcohol o relajantes musculares en exceso. Ambas sustancias relajan mucho los músculos de la boca, facilitando la vibración y el ronquido.
  • Evitar el sobrepeso. La grasa corporal aumenta la presión en la vía respiratoria y en los tejidos blandos, dificultando el paso del aire hacia los pulmones.
  • Evitar la congestión nasal. Este punto cobra importancia sobre todo en los alérgicos y los que están resfriados; la nariz tapada dificulta el paso del aire.

Estas medidas suelen ayudar y, donde no llegan estas medidas, se puede añadir medicación para que el ruido del ronquido no sea tan notorio. Existen sprays y comprimidos que ayudan a abrir el paso al aire de diferentes maneras: agua de mar, sprays descongestivos, comprimidos, sprays antialérgicos, mucolíticos… La recomendación varía si la nariz está congestionada por un resfriado, por una alergia crónica o por una sinusitis. En tu farmacia de confianza pueden indicarte las soluciones más adecuadas para tu caso. 

Pero si nada de esto ayuda puede que haya un problema de salud o un cambio en la anatomía que favorece el ronquido, temas en los que tiene que intervenir el médico.

¿Cuándo hay que ir al médico por los ronquidos?

Es importante visitar al médico cuando:

  • Roncas de forma regular (más de tres veces por semana) en vez de esporádicamente.
  • Las medidas anteriores no sirven.
  • No puedes dejar de utilizar medicamentos para respirar bien durante la noche.
  • El paciente es un niño o un adolescente.
  • El ronquido es un sonido muy ruidoso o está acompañado de sonidos que indican ahogamiento o falta de aire.
  • Tu vida diaria se ve afectada por la mala calidad del sueño.
  • Amaneces con dolor de cabeza o congestión nasal.
  • Hay otros problemas de salud asociados (levantarse durante la noche, bruxismo, hipertensión, obesidad, etc).

La solución en estos casos variará dependiendo el diagnóstico; no es lo mismo roncar por tener el tabique desviado que roncar por sufrir de apnea del sueño. Mientras te curas, en la farmacia pueden ayudarte a paliar el problema del ruido molesto con productos antirronquidos como sprays para la garganta, films bucodispersables… o con un buen par de tapones para los oídos.