Caída del cabello postparto

En los meses siguientes al posparto muchas mamis se preocupan porque notan que pierden mucho cabello. La frase típica suele ser “me quedo con los mechones en la mano” y sí, es verdad que la caída puede ser bastante más notoria que lo que se apreciaba como “normal” antes del embarazo. Puede asustar un poco (“¡a este ritmo me voy a quedar calva!”) pero es un proceso perfectamente normal; para cuando el bebé ha cumplido el año casi todas las mamis ya han recuperado el ritmo normal de crecimiento del cabello. En este artículo te contamos las causas, qué esperar, y cómo actuar frente a la caída de cabello propia del posparto.

La historia comienza bastante antes del nacimiento del bebé: empecemos con los cambios del embarazo…

 

 

¿Qué pasa con el cabello durante el embarazo?

 

Como te contamos en este artículo nuestro cabello pasa por un ciclo de crecimiento, caída, y reposo del bulbo que se repite a lo largo de los años. Pero los cambios hormonales durante el embarazo alteran el ciclo normal del cabello cabello:

  • Los estrógenos que sostienen el embarazo tienen la habilidad de mantener al cabello en fase de crecimiento. Durante el embarazo el cabello está “más bonito”, “crece mejor” y no se cae tanto como durante los meses en los que la mujer menstrúa.
  • Las hormonas tiroideas suben ligeramente durante el primer trimestre del embarazo, y son hormonas que prolongan la fase de crecimiento, estimulan el crecimiento y la pigmentación del cabello.

Existen otras hormonas que influyen en el ciclo del cabello, como la melatonina, pero su influencia aún no es tan clara como la de estas dos.

 

 

¿Por qué se cae en el pelo durante el posparto?

 

Porque los cambios durante el posparto favorecen que el cabello se caiga:

  • La disminución de los estrógenos ya no sostiene el crecimiento como antes.
  • La prolactina, hormona al mando de la secreción de leche, inhibe el crecimiento del pelo y acelera el paso a la fase catágena (“el reposo” del crecimiento capilar). De aquí sale la idea que la lactancia empeora la caída de cabello, pero se ha visto que tanto las madres que dan el pecho como las que no recuperan su cabello de la misma manera al año del posparto.
  • El cortisol (la “hormona del estrés”) que se libera durante el parto es capaz de modular a la baja el desarrollo capilar.

Además, el cabello se cae “todo junto” en vez de hacerlo “por turnos”; así, todo el pelo que no se cayó a lo largo de nueve meses se cae en pocas semanas. Con todos estos cambios hormonales ¿cómo no notar que el pelo se cae más que antes?

 

 

¿Qué puedo hacer cuando se me cae el pelo en el posparto?

 

Para empezar, no sufrir al respecto. Es un proceso normal, que comienza entre dos y cuatro meses después del parto y dura desde unas pocas semanas hasta unos meses. Al año del bebé casi todas las mujeres han recuperado los ritmos normales de crecimiento capilar, y sin que haya cambios en la densidad del cabello.

Puedes continuar asegurando una buena nutrición, tanto por el bebé al que amamantas (si das el pecho) como por tu propia salud, salud capilar incluida. Cuando los ritmos se recuperen, si tienes disponibilidad de proteínas para sintetizar cabello y todas las vitaminas y minerales en cantidades correctas, tu cabello crecerá estupendamente.

Finalmente, cuida mucho tu cabello durante este período. Cepíllalo con cuidado, evita tratamientos agresivos como el planchado o el teñido, y deja que se seque al aire libre en la medida de lo posible. Así evitarás que el cabello que tienes se rompa,  disminuyendo aún más el volumen de tu cabellera. También puedes recurrir a cosméticos capilares y peinados que hagan que tu melena parezca más voluminosa de lo que en realidad es, ayudándote a mantener tu imagen hasta que tu cabello vuelva a sus ciclos usuales.

 

 

¿Cuándo debes ir al médico?

 

La caída de cabello durante el posparto es una caída que se produce en todo el cuero cabelludo, sin afectar una zona en particular. Los siguientes puntos indican la necesidad de consultar a un médico, pues puede haber otro tipo de problema capilar:

  • Aparición de “huecos” en el cuero cabelludo.
  • Síntomas como picor o rojez.
  • Prolongación de la caída en el tiempo más allá de los 15 meses.

 

Además, es un tipo de caída que siempre aparece después del parto; si notas caída de cabello mientras aún estás embarazada, particularmente en un patrón masculino (coronilla, entradas, recesión de la línea de cabello) consulta con tu médico.