¿Cómo curar el resfriado?

El resfriado es una infección vírica respiratoria que cursa con inflamación de alguna o todas las vías aéreas, incluyendo nariz, senos paranasales, cuello, laringe e incluso tráquea y bronquios.

¿Cuáles son los síntomas de un resfriado?

Los síntomas de un resfriado típico incluyen:

  • Estornudos
  • Ojos llorosos
  • Congestión nasal
  • Goteo nasal
  • Dolor de garganta
  • Tos

Es una enfermedad que se cura sola en 4-10 días, pero que hay que vigilar para tratar posibles complicaciones que pudieran aparecer, como la otitis, sinusitis o bronquitis.

¿Qué causa el resfriado?

El resfriado está causado por más de 100 tipos diferentes de virus, lo cual tiene dos consecuencias importantes:

  • No hay vacuna para el resfriado, porque no se puede diseñar una vacuna que cubra tantos virus a la vez.
  • No se trata con antibióticos, ya que está causada por virus, no por bacterias.

Es importante recordar que los antibióticos no deben utilizarse cuando tienes un resfriado, ya que no te mejorarán, pero en cambio te verás expuesto a los efectos adversos de los antibióticos innecesariamente.

También favorecerás el aumento de la resistencia bacteriana a los antibióticos, que se está convirtiendo en un problema grave de salud pública.

Por ti y por los demás, los antibióticos sólo se deben utilizar bajo control médico.

¿Qué podemos hacer cuando estamos resfriados?

El virus se irá gracias a la batalla que presentará tu sistema inmune. Puedes ayudar a tu cuerpo en la pelea con los siguientes productos:

  • Suplementos de zinc, vitamina C y/o vitamina D, ya que hay estudios que indican que estos productos bajan la intensidad de los síntomas y acortan la duración del resfriado.
  • Extracto alcohólico de la parte aérea de Equinacea (E. purpurea) ya que esta planta tiene efectos preventivos y curativos sobre el resfriado común.
  • Extracto de Pelargonium sidoides, planta con un uso bien establecido para aliviar los resfriados comunes.

Los medicamentos antigripales tienen fórmulas desarrolladas para calmar fiebre y malestar corporal ligeros, congestión nasal, e incluso tos. Las diferentes marcas combinan diferentes principios activos, por lo que te recomendamos consultar con tu médico o farmacéutico cuál es el antigripal idóneo para tratar tus síntomas.

¿Qué más me puede ayudar a librarme del resfriado?

Mientras tanto, puedes ayudar a tu pronta recuperación siguiendo estos simples consejos:

  • Aumentar la ingesta de líquidos
  • Utilizar un humidificador si notas mucha sequedad en nariz y boca
  • Evitar el consumo de tabaco y de alcohol
  • Llevar una dieta ligera y equilibrada para mejorar más rápidamente.

¿Cómo evitar el contagio de un resfriado?

El resfriado se contagia fácilmente, pero unas sencillas reglas pueden minimizar el riesgo de contagio:

  • Lávate frecuentemente las manos: Las manos limpias evitaran el pasaje de virus de mano en mano, y evita que el virus llegue a nariz y boca
  • Utiliza pañuelos de un solo uso: Una vez utilizado el pañuelo, tíralo, para evitar llevar un reservorio de virus.
  • Protección de nariz y boca al toser y estornudar: Al toser y estornudar se expulsa micro gotas cargadas de virus, favoreciendo el contagio de otras personas. Al cubrir nariz y boca con la curva interna del codo evitas que se diseminen las gotas y las concentras en una parte de tu cuerpo que los demás no suelen tocar, minimizando las posibilidades de contagio.

En principio el resfriado se cura solo, pero consulta con un médico si te sube la fiebre por encima de 38,5 grados, si tienes problemas para respirar, dolor de pecho, problemas al tragar, náuseas, vómitos, o dolor intenso en la cabeza o senos paranasales.