Diferencia: alergia, catarro y coronavirus (COVID-19)

 

La asociación española de alergología e inmunología clínica (seaic) ha desarrollado un documento que se puede encontrar en su página web, explicando las diferencias entre alergia, catarro, y coronavirus.

Última actualización: 16/03/2020

 

Alergia:

 

  • Los síntomas de la rinitis alérgica son fundamentalmente de picor nasal, muchas veces asociado a picor de ojos, estornudos repetidos, destilación nasal acuosa y, congestión nasal de instrucción más o menos brusca.
  • Lo que nos debe hacer sospechar que es alergia, sobre todo si es debida a pólenes, es que los síntomas se recrudecerán cuando el paciente esté al aire libre y, mejorarán notablemente, cuando permanezca en sitios cerrados.
  • Además, los síntomas de la rinitis alérgica suelen remitir con cierta rapidez tras la toma de antihistamínicos tópicos u orales. La presencia de fiebre es nula, salvo que se complique con sinusitis aguda.
  • En el asma, algunos síntomas aislados pueden ser la tos seca y la dificultad para respirar, algo que podría confundirse con los síntomas iniciales de la infección por coronavirus, si bien en el asma tampoco tiene por qué haber fiebre. En esta misma línea, los síntomas del asma suelen revertir fácilmente con el uso del broncodilatador de rescate.

 

 

Catarro:

 

  • Los síntomas pueden iniciarse como los de una rinitis: con congestión nasal, agüilla nasal y, a veces, estornudos. En general, van aumentando en intensidad en el espacio de 1 a 3 días y el moco evoluciona a espeso, verdoso-amarillento. Se va resolviendo progresivamente en el espacio de 3-4 días más, por lo cual, en más o menos 6-7 días estaría resuelto si no se complicase con sinusitis.
  • Si no es un catarro más intenso no suele haber fiebre alta. Puede aparecer febrícula y acompañarse de algo de malestar general.

 

 

Coronavirus:

 

  • Los datos han demostrado que la sintomatología puede ser leve (similar al de un catarro leve) y más habitualmente con síntomas similares a los de una gripe: fiebre de moderada a intensa, malestar general y abatimiento, tos habitualmente seca, y puede asociar flemas y dificultad para respirar.
  • Los síntomas son progresivos, y desde el inicio de su presentación ya suele asociar la sensación de malestar general, como cuando empezamos con una gripe.

 

 

¿Son útiles las mascarillas que utilizan los pacientes alérgicos para prevenir la infección por coronavirus?

 

Las mascarillas quirúrgicas de papel solo son útiles para impedir que los pacientes infectados por coronavirus diseminen las gotitas respiratorias. Además, estas mascarillas no protegen adecuadamente de la exposición a pólenes, debido a que no proporcionan un sellado adecuado.

Por el contrario, las mascarillas autofiltrantes tipo FFP2 y sobre todo FFP3 protegen tanto de la exposición a pólenes como a virus porque atrapan las partículas con tamaño mayor a 0,3 micras. Además, el uso de mascarillas puede disminuir la exposición a contaminantes químicos como NO2 y partículas de tamaño PM10 y PM2,5.

Las mascarillas autofiltrantes con válvula de exhalación permiten mantenerlas puestas durante un mayor tiempo porque disminuyen el calor y la humedad en el interior. La parte negativa es que no impiden que los pacientes infectados propaguen el virus porque no filtran el aire exhalado. La mascarilla debería ser usada por toda persona que tenga tos repetida y cuando vaya a estar en presencia de otros para evitar el contagio a otras personas de cualquier tipo de infección respiratoria que pudiera tener.