Embarazo y bebés, Respuestas de Salud

Picor en la barriga durante el embarazo

||

Uno de los síntomas molestos que aparece durante el embarazo es el picor en la barriga sin erupciones. Aparece con frecuencia: algunos estudios han registrado picor en la barriga en casi un 30% de las mujeres embarazadas estudiadas, aunque otros estudios indicarían que en Europa está más alrededor del 0,5-1,5%.  Puede llegar a ser muy molesto, afectando el sueño normal y la calidad de vida de la futura mamá ¿Por qué pasa?  ¿Puedo tratarlo en casa? ¿Hay que consultar al médico?

¿Qué causa el picor en la barriga?

La primera explicación es “la fácil”: la tirantez y la sequedad de la piel abdominal durante el embarazo llevan al picor, como puede con otras partes del cuerpo en otros momentos de la vida que hay piel tirante y seca (ej: piernas hinchadas que pican en personas mayores). Pero, ¿Qué lo causa realmente? ¿Por qué no a todas las mujeres les pasa?

Se barajan dos grandes factores detrás del picor abdominal durante el embarazo:

  • Hormonas: dado que aparece hacia el final del segundo trimestre-inicio del tercero y reaparece con subsiguientes embarazos, se plantea que hay una correlación entre nivel de hormonas y picor.
  • Genética: no todas las mujeres lo sufren y distintas poblaciones tienen distinta cantidad de casos de picor en el embarazo, por lo que se planteaba una base genética detrás del problema. Se han identificado genes que estarían detrás de este fenómeno.

¿Qué puedo hacer si aparece picor en la barriga durante el embarazo?

Hay una serie de medidas que te ayudarán con el picor en la piel de la zona abdominal:

  • Evita rascarte. El rascado alivia en el momento, pero puede llevar a lesiones por rascado. Si te rascas en forma refleja o no puedes parar, mantén tus uñas cortas para evitar heridas e infecciones.
  • Hidrata la piel del abdomen. Las cremas antiestrías suelen ser buenas emolientes e hidratantes, pero si la piel está muy sensible o tienes historial de alergias o eccemas puede que necesites una crema sin perfume y más específica para picores de piel.
  • Utiliza jabones emolientes. En momentos en que la piel está más seca y pica, los jabones de uso diario pueden ser un problema. Estos productos de limpieza son excelentes para la piel en buen estado, pero pueden resultar agresivos para una piel muy seca y sensibilizada. Es mejor utilizar geles o aceites de ducha que ayuden a calmar el picor.
  • Dúchate con agua templada. El agua muy caliente daña la piel y puede empeorar el prurito.
  • Date un baño con productos calmantes. Los baños de avena suelen ayudar. Si no puedes darte un baño considera la aplicación con paños del producto disuelto en la cantidad correcta de agua.
  • Utilizar ropa suelta, idealmente de algodón o fibras que no irriten. Las ropas ajustadas rozan más la piel y empeoran el picor.
  • Aplicar loción de calamina. Si lo anterior falla, la calamina es un excelente calmante de picores.

Los productos de higiene que te pueden servir son muchos y muy variados. Por lo general serán de marcas que trabajan la piel sensible, sensibilizada o atópica: La Roche Posay, Aderma, Bioderma, Leti, Isdin, incluso nuestro Ecovital gel de baño con avena…. ¡hay muchos y muy variados! Comenta tu caso en tu farmacia de confianza, ellos sabrán recomendarte lo que mejor se adapte a tus necesidades.

Estas medidas suelen calmar el picor, pero, si no lo logran, es mejor consultar con el médico cuál será el próximo paso.

¿Puedo usar medicamentos si me pica mucho la barriga?

Existe medicación que puedes utilizar para calmar el picor. Pero también es verdad que si el picor es muy, pero muy intenso, aparece en otras partes del cuerpo, está acompañado de problemas de piel o existen otros síntomas de alarma, entonces necesitas el cuidado global de un médico y no solamente tratar el picor. Frente a la duda no te automediques y consulta con un profesional de la salud.

Eso sí, tranquilidad siempre, porque existen opciones muy buenas que son compatibles con el embarazo. Las más usuales son algunos antihistamínicos (clorfenamina, difenhidramina, cetirizina) y en casos de picor más fuerte el médico puede recurrir a corticoides (hidrocortisona en crema, prednisona por vía oral). Puede además que te recomienden otros medicamentos para la causa que está detrás del picor, como en el caso de la colestasis intrahepática del embarazo… lo dicho, implementa los cuidados básicos y, si no funcionan, hay que ir al médico.

¿Cuándo hay que visitar al médico?

Es importante visitar al médico en los siguientes casos:

  • El picor no se resuelve con las medidas mencionadas anteriormente.
  • El picor aparece en otras partes del cuerpo (por ejemplo palma de las manos y pies) y no solo en la barriga.
  • El prurito nocturno no te deja dormir.
  • Presencia de erupciones, ampollas u otras lesiones en la piel.

Sobre todo, calma… todos los casos descritos aquí tienen solución y, aunque necesitan tratamiento durante el embarazo, suelen desaparecer por sí solos al final del período posparto.