¿Qué podemos tomar para un resfriado?

Los resfriados son enfermedades respiratorias causadas por más de cien virus diferentes. Los síntomas típicos incluyen estornudos, ojos llorosos, congestión nasal, goteo nasal, dolor de garganta e incluso tos.

 

Hemos hablado de las causas del resfriado, la prevención, y los productos naturales que puedes tomar para el resfriado en este artículo pero esta vez nos centraremos en los medicamentos para el resfriado, es decir, en todas las opciones que hay para este problema de salud. El típico antigripal suele ser la primer petición, pero hoy en día tenemos muchas más opciones disponibles. Hay medicamentos para la congestión, para el dolor de garganta, para el resfriado con dolor de cabeza, para el resfriado que sólo cursa con goteo nasal, para acelerar la curación o para ayudar al sistema inmune y evitar que haya contagios… te lo contamos todo aquí.

 

 

Los típicos “antigripales”

 

Los antigripales contienen tres principios activos de uno de estos grupos: un analgésico, un descogestionante, y un antihistamínico. El analgésico quita el dolor y baja la fiebre, el descongestionante baja la sensación de congestión y permite respirar mejor, y el antihistamínico ayuda a secar la nariz y evitar el goteo nasal. Un ejemplo de esto es Pharmagrip®, que está compuesto de paracetamol, fenilefrina y clorfenamina, o Couldina®, que contiene los mismos componentes y alterna paracetamol, ibuprofeno o ácido acetilsalicílico en sus diferentes presentaciones.

 

 

Medicamentos para el dolor de garganta

 

El dolor de garganta no suele controlarse con un antigripal; puede tratarse mejor con productos de acción local, como caramelos para chupar o sprays. En el mercado hay fórmulas muy variadas que contienen antisépticos, anestésicos, antiinflamatorios o productos naturales que suavizan la garganta, útiles tanto para pequeñas molestias como para dolores más intensos. ¡Y hay opciones para todos los públicos! Hay caramelos con miel, sin azúcar, con aceites esenciales, con própolis… seguro que alguno encontramos que te alivia el dolor de garganta y que se adapte a tus gustos. Strepsils®, Bucomax®, Bucoxon® o Juanola® están en esta categoría.

 

 

Medicamentos para la tos

 

Los medicamentos para la tos están formulados para dar alguna forma de alivio a la tos. En el caso de la tos seca podemos cortarla, mientras que en el caso de la tos con expectoración es mejor facilitar la expulsión de los mocos, haciendo que la tos sea “más efectiva” y los ataques sean más ligeros. Existen medicamentos “todo en uno”, muy útiles cuando el resfriado presenta un mix de síntomas (Frenadol Complex®, Gripanait®, Fluimucil Complex®). Pero si solamente tienes tos, es mejor recurrir a un producto que actúe específicamente sobre tu tos sin añadir los efectos de principios activos que no necesitas; en esta categoría encontramos al Flumil®, al Cinfatos® o al Ecovital Compleat Respitus®.

 

 

Sprays nasales

 

Las gotas o spray nasales son medicamentos que “abren la nariz” y ayudan a respirar. Son muy buenos medicamentos para el resfriado cuando hay síntomas exclusivamente nasales o cuando el resfriado solamente molesta durante la noche y necesitamos un alivio rápido para poder dormir. Puedes encontrar fórmulas en base a medicamentos de síntesis como el Respibien®, en base a productos naturales como el Aromaforce spray nasal®, e incluso alguna combinación de ambos. Los medicamentos de síntesis son muy rápidos y muy efectivos, pero sólo pueden usarse durante 2-3 días debido al efecto rebote que causan. Abusar de estos medicamentos lleva a que la nariz esté siempre congestionada y sólo funcione bien después de recibir una dosis de medicamento; si el resfriado se alarga es mejor recurrir a los productos naturales, que, aunque no tienen un efecto tan notorio, no presentan este problema.

 

 

Agua de Mar

 

El agua de mar es una opción válida para la limpieza nasal de bebés, niños, adultos, polimedicados, y todo aquel que desee respirar mejor limpiando su nariz de mucosidad. Sus fórmulas limpian por arrastre esos mocos difíciles de expulsar, cuidan la mucosa por su riqueza en minerales y facilitan la respiración al descongestionar la nariz. Algunos incluso añaden a su fórmula aceites esenciales para un efecto más potente. Es verdad que su efecto no es comparable al de los sprays de síntesis, pero a cambio no alteran la mucosa nasal y pueden ser utilizados desde el primer día de vida. Respimar® o Rhinomer® entran en esta categoría.

 

 

Refuerzo de las defensas

 

Los resfriados pueden ser un compañero inevitable de cada invierno… o no. Si eres de los que pilla un resfriado cada dos por tres existen medicamentos para el resfriado que te ayudan a curarte más rápidamente, o incluso que estimulan a tu sistema inmune para que los virus no puedan hacer de las suyas con tu sistema respiratorio. En esta categoría encontramos las cápsulas Aromaforce®, hechas a base de aceites esenciales, o los extractos de Equinacea purpurea y Pelargonium sidoides.

 

 

Lo que NO debemos tomar…

 

Como ves, hay muchos medicamentos para el resfriado, tanto para acelerar la curación como para paliar síntomas. Pero lo que no debemos utilizar son antibióticos. Los antibióticos actúan sobre bacterias, mientras que los resfriados están causados por un virus; un antibiótico no solamente no sirve para curar los resfriados, sino que además afectarán tu flora bacteriana normal. Tomando antibióticos para un resfriado te expones a los problemas del antibiótico pero no obtienes ninguna ventaja a cambio. Así que, antes de tomar un antibiótico que tengas guardado en casa te recomendamos que consultes con tu farmacéutico de confianza, porque los farmacéuticos podemos diferenciar si un cuadro es un simple resfriado o si es un candidato al uso de antibióticos. Si es un resfriado tu farmacéutico te ayudará a sentirte mejor recomendándote uno o varios de los productos que te hemos mencionado, pero si no lo es te derivará al médico para que te receten el antibiótico adecuado, a la dosis adecuada, durante el tiempo adecuado para curar tu problema de salud.