Remedios naturales, Respuestas de Salud

Remedios naturales para bajar la tensión

La hipertensión es fuente de consultas en la farmacia: cómo controlarla, cómo hacer un seguimiento, o cómo funcionan los medicamentos que la controlan son algunos de los temas que tratamos cada día. En otros artículos hablamos de la hipertensión en general y de los medicamentos que existen para tratarla pero nos dejamos en el tintero una gran duda existencial ¿existen productos naturales para tratar la hipertensión? Si es así, ¿Cuándo y cómo pueden utilizarse? ¿Todos los preparados son iguales? Respondemos estas y otras dudas sobre el control natural de la tensión arterial en este artículo.

¿Cuándo puedes utilizar productos naturales para la tensión?

En principio puedes utilizarlos, bajo consejo médico o farmacéutico, en alguna de estas situaciones:

  • Cuando tu tensión, sin ser ideal, no llega a ser hipertensión. Hablamos del entorno de 135/85.
  • Cuando tu tensión está apenas alta, rondando los 140/90.
  • Como coadyuvante (es decir, como “refuerzo”) de la medicación que te recetó el médico.

¿Cómo NO se deben utilizar los productos naturales para la tensión?

Es importante que tengas en mente que los productos naturales NO sustituyen a tu medicación habitual:

  • Si tu médico te ha recetado un medicamento nuevo para la hipertensión, no dejes la receta para ir al herbolario a pedir “algo para bajar la tensión”, porque los productos son completamente diferentes y no puedes pedirles los mismos beneficios.
  • Si has tenido problemas con un medicamento recetado por tu médico no es cuestión de dejarlo y cambiarlo por un producto natural. Puedes hablar con tu farmacéutico, que sabrá aconsejarte respecto al uso de otros productos y a la adaptación a los efectos adversos de un medicamento.

Recuerda que la hipertensión no es una enfermedad que se pueda tomar a la ligera; no causa muchos síntomas y puede causar daño al cuerpo sin que te des cuenta, por lo que debe estar bien controlada.

¿Qué productos naturales funcionan en la hipertensión?

Algunos productos naturales que han demostrado funcionar bien en casos de hipertensión son:

  • Ajo (Allium sativum): algunos preparados de ajo favorecen la relajación de las paredes arteriales, evitando la hipertensión. También tiene efectos sobre la síntesis del colesterol y sobre la agregación plaquetaria, por lo que es una excelente opción para una buena salud cardiovascular. No se suele utilizar en infusiones o preparados líquidos por el sabor y por la preparación que requiere obtener los productos activos del ajo.
  • Cebolla (Allium cepa L.): el extracto etanólico de cebolla ha demostrado tener actividad hipotensora.
  • Avena (Avena sativa): algunos ensayos clínicos han demostrado que añadir avena en la dieta de los hipertensos puede mejorar el control de la hipertensión.
  • Olivo (Olea europaea L.): el extracto de hoja de olivo es un buen diurético y ha demostrado bajar la tensión, además de bajar los triglicéridos, con lo que es otra excelente opción para la salud cardiovascular.
  • Hibisco (Hibiscus sabdariffa L.): se ha visto en ensayos clínicos que el extracto estandarizado de hibisco es capaz de bajar la tensión, pero aún no se ha hecho de un lugar en la terapia antihipertensiva tan importante como las otras plantas mencionadas.

Hay más plantas con ensayos clínicos en el área de la tensión arterial como el apio, el té verde, el lino, o varias hierbas chinas, pero su uso aún no está tan bien delineado como el otras plantas y su presencia no se ha generalizado en preparados disponibles en mercado. Un caso particular es el del muérdago: tradicionalmente utilizado para la hipertensión, aún no ha logrado demostrar en ensayos clínicos propiedades hipotensoras tan claramente como el ajo, el olivo o el hibisco.

¿Es mejor en infusión o mejor que compre un preparado hecho?

Aunque se venden infusiones para bajar la tensión, y funcionan, es difícil lograr que siempre hagan el mismo efecto. El tiempo que se deja el material vegetal en contacto con el agua, la temperatura del agua, el lote del producto, son todos factores que influyen en la concentración final de los activos. Puedes probar con una infusión si te apetece, pero si no logras controlar la tensión rápidamente descarta esta forma de preparación y compra productos estandarizados. En ecoceutics contamos con Ecovital Compleat Circulació®, un producto adecuado para mejorar la circulación gracias a su contenido en ajo. El producto está estandarizado y preparado especialmente para evitar el reflujo y los problemas asociados al olor del ajo.

¿Sirve cualquier preparado a base de estas plantas?

Sí y no. Hemos dicho que son plantas hipotensoras, por lo que podrían funcionar bien. Pero lo usual es que los preparados para la salud circulatoria combinen las plantas mencionadas más arriba con otras, por ejemplo:

  • Plantas diuréticas, como el ortosifón o la cola de caballo. La pérdida de líquido llevará a una bajada de tensión.
  • Plantas tranquilizantes, como la tila o la lavanda. Si hay estrés pueden ser de utilidad para controlar la hipertensión.
  • Plantas que interaccionan con el proceso de contracción del corazón, como el espino blanco.

Puede que te convenga utilizar un preparado que contenga una planta hipotensora con una relajante porque estás muy estresado, o quizás te interese la combinación con un diurético natural porque no tomas ningún diurético de síntesis. Tu farmacéutico de confianza te ayudará a escoger lo que mejor se aplique a tu caso, considerando tu hipertensión y el resto de tu cuadro clínico y tu medicación.

Prefiero no medicarme, ¿qué más puedo hacer?

Si quieres postergar lo más posible el uso de medicamentos, recuerda que la hipertensión es muy sensible a los cambios en el estilo de vida. Además de utilizar plantas medicinales puedes aplicar los siguientes cambios (si ves que es tu caso):

  • Perder peso
  • Hacer ejercicio
  • Dejar de fumar
  • Comer sin sal
  • Evitar el estrés
  • Dejar de lado las bebidas con cafeína
  • Limitar el consumo de alcohol

Cuantos más de estos cambios introduzcas en tu vida, más tiempo podrás retrasar el uso de los medicamentos de síntesis. Pero monitorea tu tensión; cuando empiece a subir aún con todos estos cambios y con el uso de plantas medicinales, será el momento de comenzar con los medicamentos que el médico te recete.