Salud, Respuestas de Salud

Alimentación y Sintrom

|

Como te comentamos en este artículo el Sintrom® es un anticoagulante antagonista de la Vitamina K. Pero, ¿qué pasa si las cantidades de vitamina K del cuerpo cambian? ¿qué pasa con los alimentos ricos en vitamina K, ya no se pueden consumir? Te explicamos cómo alimentarte correctamente cuando usas Sintrom® en este artículo.

¿Por qué hay que controlar el consumo de vitamina K al tomar Sintrom®?

Porque el Sintrom® cumple su función anticoagulante impidiendo la función de la vitamina K como activadora de la coagulación . Si hay más vitamina K en el cuerpo que cuando se ajustó la dosis de Sintrom®, la dosis que tomas actualmente no será suficiente para llegar a la anticoagulación deseada, aumentando el riesgo de tromboembolismos. Y si se ajusta el Sintrom mientras estás comiendo alimentos ricos en vitamina K y luego cambias la dieta (por ejemplo, te hartas de la ensalada de espinaca y lo cambias por el puré de patatas) el mismo Sintrom® con menos vitamina K puede anticoagular tu sangre más de la cuenta, aumentando el riesgo de hemorragia.

Conclusión: es importante mantener un consumo sostenido y moderado de vitamina K a lo largo del tratamiento con Sintrom, evitando grandes variaciones. Más vale tomar unas pocas hojas de espinaca todos los días en la ensalada que hacer el domingo un pastel de espinaca y comértelo en las siguientes 24h con las tres comidas del día.

¿Qué alimentos hay que vigilar al tomar Sintrom®?

Hablamos de ello en este artículo pero, rápidamente, piensa en:

  • Vegetales de hoja verde oscura como espinaca, coles o perejil.
  • Aceites vegetales. Los aceites vegetales complican no solamente por su contenido en vitamina K sino por cambiar la absorción de la vitamina K de los alimentos que se cocinan o aliñan con aceite vegetal.
  • Frutas desecadas (concentran la vitamina K en menos cantidad de alimento y es fácil tomar muchas).
  • Algunos frutos secos como pistachos o anacardos.

Estos alimentos deben tomarse porque son muy nutritivos y buenos para nosotros, pero de forma regular y evitando cambios bruscos. Cualquier cambio significativo de la dieta, como una dieta de adelgazamiento, debe ser consultado con el médico para poder controlar los cambios de INR.

Si tienes dudas sobre tu alimentación y la toma de Sintrom®, puedes consultar a tu farmacéutico de confianza, que puede resolver muchas dudas relacionadas con la nutrición de los pacientes que toman Sintrom®.