Salud, Respuestas de Salud

¿Qué tomar para la resaca?

|

La resaca es el término coloquial de la veisalgia, esa molesta combinación de síntomas físicos y mentales que experimentamos después de un episodio de alto consumo de alcohol cuando el alcohol en sangre se aproxima a cero. ¿Cuánto es “alto consumo”? Depende, para cada persona el límite es muy distinto. En cualquier caso, la resaca es un episodio molesto que queremos que se acabe lo más pronto posible. ¿Qué podemos tomar cuando tenemos resaca para sentirnos mejor? Te lo contamos en este artículo.

¿Qué es exactamente la resaca?

La resaca es un conjunto de síntomas muy variado, que puede incluir uno o varios de los siguientes:

  • Síntomas físicos: mareos, dolor de cabeza, sequedad de boca, subida de presión arterial, dolor muscular, náuseas, vómitos, taquicardia, sudoración excesiva, sensibilidad a luz o sonido, cansancio o temblores.
  • Síntomas mentales: irritabilidad, ansiedad, depresión.

Qué tomar para la resaca estará asociado a los síntomas que presentes y que necesites controlar. Y la resaca no tiene por qué ser la misma entre diferente personas que beben lo mismo, ya que hay factores genéticos involucrados en el metabolismo del alcohol. También pueden variar en la misma persona, pudiendo sufrir resacas más o menos severas aun bebiendo la misma cantidad de alcohol todas las veces; por ejemplo, no es la misma resaca al estar sano que al estar a punto de caer con una gripe. El consejo farmacéutico variará en cada caso, según los síntomas y la intensidad.

¿Por qué pasa la resaca?

Es una pregunta interesante: hay varias teorías, pero aún no están confirmadas al 100%. Parece que la “culpa” de la resaca está repartida entre varios “colaboradores”:

  • El alcohol es transformado en el hígado, primero a acetaldehído, luego a acetato, y finalmente a dióxido de carbono (CO2) y agua. Pero estas transformaciones pasan a diferente velocidad, por lo que si bebes mucho alcohol se puede acumular acetaldehído en el cuerpo, causando síntomas de resaca.
  • El alcohol tiene un efecto diurético, ya que impide que la vasopresina retenga agua a nivel de riñón. La deshidratación puede jugar un papel en los síntomas de la resaca.
  • No bebemos alcohol puro, sino que bebemos bebidas alcohólicas que tienen alcohol más otros productos. A las moléculas orgánicas que vienen en la botella y que están relacionadas con la resaca se le llaman congéneres; whisky, coñac y tequila son más ricas en congéneres que el vodka, ron o ginebra. De aquí sale la idea de que “el alcohol de calidad da menos resaca”, ya que una mejor destilación elimina algunos congéneres como el metanol.
  • El sistema inmune reacciona frente al alcohol aumentando la cantidad en sangre de unas moléculas de defensa llamadas “citoquinas”. El aumento de citoquinas estaría relacionado con algunos síntomas de la resaca, entre ellos la pérdida de la memoria.
  • Al metabolizar el alcohol se genera una bajada de glucosa en sangre, lo cual puede aumentar el malestar de la resaca.

Como ves, la resaca es un mecanismo complejo, y tratarla requiere atacar todos estos ángulos.

¿Qué puedo hacer para evitar la resaca?

Como es obvio, lo mejor para no tener resaca es no beber alcohol.

Pero descartada la abstinencia, la siguiente mejor opción es no beber alcohol a niveles que sospechamos que nos pueden afectar. Un buen predictor de la resaca puede ser comparar tu consumo entre días: el día que bebes mucho más de lo que bebes normalmente, haciendo un “pico de consumo”, tienes mucha probabilidad de sufrir una resaca al día siguiente.

Otros buenos consejos para evitar la resaca son:

  • No beber con el estómago vacío.
  • Beber con tranquilidad.
  • Alternar bebidas alcohólicas con bebidas no alcohólicas para evitar la deshidratación y darle tiempo al cuerpo a metabolizar el alcohol.
  • Evitar bebidas que no sepas cuánto alcohol contienen.
  • Evitar las bebidas carbonatas o endulzadas con edulcorantes, ya que aceleran la absorción de alcohol.
  • Evitar fumar mientras bebes, o mantener al mínimo el número de cigarrillos, ya que el tabaco empeora síntomas de resaca, como el dolor estomacal o la fatiga.

¿Qué puedo tomar para la resaca?

Si todo lo anterior falló y has amanecido con resaca, hay varias cosas que puedes hacer para reparar el daño.

  • Bebe abundante agua para rehidratarte.
  • Desayuna bien. Si no te ves con ánimos para comer, al menos bebe un buen caldo, o soluciones ricas en electrolitos como el Sueroral®. Mejorarás los síntomas asociados a la bajada de glucosa. Si tienes náuseas, bebe lentamente y a sorbitos.
  • Puedes tomar analgésicos para el malestar y el dolor de cabeza si lo necesitas para sobrevivir al día. Evita dosis altas de paracetamol, ya que es el analgésico que más afecta al hígado, ya tocado por el alcohol. El ibuprofeno o la aspirina son opciones más aceptables, pero a la menor dosis efectiva, ya que afectan al estómago. Y no los tomes “para prevenir” antes de acostarte; espera al otro día a ver si los necesitas o no.
  • Para la acidez puedes utilizar antiácidos. Sal de Eno®, Almax®, Alka-Seltzer®, Gaviscon®… estos y otros más son buenas opciones y son de venta libre.
  • Existen plantas que tradicionalmente se usan para el malestar digestivo en caso de resaca, como la manzanilla o el jengibre.

Finalmente, NO te automediques con Primperán®, Motilium® o sus genéricos; habla primero con un profesional. Son medicamentos que no deben combinarse con alcohol ni utilizarse sin control médico. Habla con tu farmacéutico de confianza, que puede ayudarte a escoger el mejor tratamiento para tu cuadro.

¿Existen productos específicos para la resaca?

Los “productos anti-resaca” suelen ser combinaciones que intentan que tu cuerpo esté sano para metabolizar el alcohol. Suelen incluir vitaminas del grupo B (están involucradas en las reacciones de eliminación del alcohol), minerales como el potasio o magnesio, o productos naturales capaces de interactuar con el hígado, como la alcachofa o el cardo mariano. Pero el límite al procesamiento del alcohol lo pone tu propio cuerpo.

Dos observaciones respecto a los productos anti-resaca:

  • Pueden contener activos que causan alergias, otros tienen mucho azúcar, o pueden interactuar con medicamentos, por lo que no deberías consumirlos sin consejo profesional. Aunque son bastante inocuos y se venden legalmente por Internet, es mejor consultar para asegurar que son adecuados para ti.
  • Lo peor es la falsa confianza que pueden generar, haciéndote creer que puedes beber lo que quieras sin consecuencias

Pide consejo a tu farmacéutico antes de tomar productos para prevenir la resaca, pues puede orientarte respecto a lo que puedes esperar y lo que no en cada caso.