Salud

Cistitis y arándanos

Cistitis y arándanos

En las farmacias tenemos a disposición de nuestros pacientes productos para la cistitis a base de arándanos rojos americanos (Vaccinium macrocarpon). Los hay en jarabe, comprimidos, cápsulas o polvos, y tienen una indicación clara: salud del tracto urinario. Pero ¿por qué se utiliza el arándano rojo americano en estas indicaciones? Veamos…

¿Qué utilidad tienen los arándanos en casos de cistitis?

Hay muchos tipos de cistitis (infección de vejiga) pero, de todas ellas, la evidencia científica de que disponemos hasta el momento indica que es la cistitis bacteriana la que más se ve influenciada por el arándano rojo. La principal indicación del extracto de fruto de arándano rojo americano es la prevención de las cistitis de repetición de origen bacteriano.

¿Cómo funciona el arándano rojo para prevenir la cistitis?

El fruto de arándano rojo contiene unas moléculas llamadas proantocianidinas, productos que la planta sintetiza y utiliza como mecanismo de defensa contra las infecciones. En el cuerpo humano, estas proantocianidinas evitan que Escherichia coli, la bacteria responsable de la mayoría de las infecciones urinarias, pueda adherirse a la mucosa de la uretra y de la vejiga. Sin esta adhesión, es más difícil que las bacterias se queden en el tracto urinario, se reproduzcan y causen una infección. El mecanismo exacto por el cual funcionan las proantocianidinas no está del todo confirmado, pero se han planteado al menos estos dos:

  • Las proantocianidinas afectan a la bacteria, interfiriendo con los mecanismos que permiten su adhesión a la mucosa uretral y vesical normal.
  • Las proantocianidinas recubren la mucosa de la vejiga y de la uretra, dificultando la adhesión de una bacteria que es perfectamente capaz de adherirse a la mucosa.

En la farmacia hay muchos preparados a base de arándano rojo americano, para todos los gustos. Comprimidos, cápsulas, jarabe, polvo para diluir en agua, polvo para tomar directamente sin agua…. En cualquier caso, el preparado debe asegurar un consumo mínimo diario de 72 mg de proantocianidinas repartido en dos tomas diarias para ser eficaz. Los preparados que te ofrecemos en las farmacias garantizan esa cantidad y, la mayoría de las veces, la superan ampliamente.

¿En qué casos se utilizan los arándanos para prevenir la cistitis de repetición?

Algunos ejemplos de utilización de los productos a base de arándanos en la cistitis bacteriana pueden ser:

  • Después de un tratamiento antibiótico, para mantener el tracto urinario libre de infecciones una vez que el antibiótico hizo efecto.
  • Después de las relaciones sexuales, para evitar las infecciones urinarias post-coitales en la mujer. Cuidado: no confundir las infecciones urinarias post-coitales con las enfermedades de transmisión sexual. Ambas son causadas por diferentes microorganismos y por mecanismos distintos.
  • De viaje, para evitar una infección urinaria cuando se sabe por previa experiencia que hay tendencia a padecerlas.

Los resultados obtenidos hasta ahora indican que, cuando se utiliza extracto de arándano en casos como estos, es posible disminuir el uso de antibióticos a lo largo del tiempo.

¿Se pueden utilizar los arándanos para tratar la cistitis?

Hay investigaciones recientes en las que se estudia el uso de arándano rojo americano para tratar infecciones urinarias incipientes. Aunque no siempre son efectivos, ha habido éxito en algunos tratamientos. Pero no en todos los casos, así que antes de utilizar productos naturales para tratar una cistitis pregunta en tu farmacia de confianza, que allí sabrán aconsejarte bien. La cistitis debe tratarse bien para no generar problemas de salud más complicados, como una infección del riñón.

Sobre todo, no sustituyas un antibiótico por un preparado con arándano. Si un médico te ha recetado un antibiótico, es importante tomarlo como te lo han indicado para asegurar la curación de la cistitis.

¿Puedo utilizar zumo de arándano del supermercado para la cistitis?

Los zumos y otros productos alimentarios a base de arándano rojo no suelen medir la cantidad de proantocianidinas que contienen, por lo que no podemos asegurar que lleguen a ese mínimo de 72 mg establecido por los estudios realizados hasta ahora. La industria alimentaria se preocupa de mantener el sabor, el color, o el aroma de los zumos, pero conservar las proantocianidinas durante la vida útil del alimento no suele ser una prioridad. Por lo tanto, si quieres cuidar adecuadamente tu salud urinaria, te recomendamos que utilices los productos que sí establecen la cantidad de proantocianidinas que contienen. En tu farmacia de confianza sabrán encontrar uno que se ajuste a tus necesidades.

Bibliografía

https://www.phc.ox.ac.uk/news/blog/cranberry-for-acute-urinary-tract-infection-2013-an-old-wives2019-tale-or-mother-nature2019s-cure-1

https://www.webmd.com/a-to-z-guides/cranberries-for-uti-protection

https://www.medicalnewstoday.com/articles/306498

facebook twitter linkedin