En la história de los primeros medicamentos sintéticos, todo empieza en el año 1828 cuando el químico alemán Frieedrich Wölher consiguió producir urea. Hasta el momento, sólo se podía conseguir a partir de la orina. Para poder conseguir la urea, Wölher calentó un compuesto inorgánico, el cianato de amonio.

¿Qué supuso este descubrimiento?

Este hecho del 1828 supuso una revolución, puesto que se quisieron sintetizar otros componentes orgánicos y no fue hasta el 1856 que un joven estudiante de origen británico, Willian Henry Perkin, descubrió de forma accidental el primer colorante sintético, la malva. Este hecho fue muy importante para la futura industria farmacéutica. Además, provocó que varios fabricantes de Suiza y Alemania iniciaran a la investigación de nuevos colores sintéticos, ampliando los conocimientos sobre la nueva química.

¿Qué efectos tuvieron los colorantes sintéticos en la industria farmacéutica?

La realidad fue que los colorantes impactaron en la industria farmacéutica y los adelantos médicos, incrementaron la gama de productos biológicos con lo cual provocó la aceleración de la bacteriología de la histología. Pues, la investigación de nuevos colores provocó estudiar la química orgánica.

¿Pero realmente cual fue el primer medicamento sintético?

La acetofenidina en 1885, un analgésico de la empresa farmacéutica Bayer originaría de Leverkusen, Alemania. La acetofenidina se vendió bajo la marca de Phenacetin y a día de hoy todavía podemos recordarnos de él puesto que el paracetamol utilizado a día de hoy como analgésico derivó posteriormente de aquel compuesto.

El segundo medicamento sintético fue el ácido acetilsalicílico, descubierto por un doctor del laboratorio Bayer, Felix Hoffman. El ácido acetilsalicílico, fue comercializado bajo el nombre de aspirina, propiedad de Bayer y fue un tratamiento muy innovador que trataba los dolores reumáticos.

Pioneros de los medicamentos sintéticos en Cataluña

A pesar de que Alemania fue pionera en los medicamentos sintéticos, en Cataluña también hubo una industria farmacéutica muy importante, entre ellas los farmacéuticos doctores Salvador Andreu y Grado y Uriach, farmacéuticos de origen que se convirtieron en fundadores del laboratorio Uriach.